Saltar al contenido
conoce-emociones-ninos

Emociones en niños básicas que deben reconocer

Comprártelo en Redes

Terapia infantil

Ayudamos a los niños y niñas a superar problemas emocionales con nuestra terapia infantil. Agenda hoy una sesión con un terapeuta especializado

Clínica Psicológica en  Barrio de Salamanca

Clínica Psicológica en Moratalaz

Clínica Psicológica en San Blas

Clínica Psicológica en Hortaleza

Clínica Psicológica en Vallecas

Psicología Online

Las emociones en niños es algo natural e innato. Pero, a menudo, se sienten abrumados por sus emociones y pueden no entender por qué se sienten de cierta manera. Los padres y cuidadores tienen un papel importante en ayudar a los niños a comprender y manejar sus emociones.

¿Qué son las emociones para los niños?

Desde el momento en que nacen, los niños comienzan a experimentar una amplia gama de emociones. Las emociones son estados mentales y físicos que se experimentan como respuestas a estímulos internos y externos. Los bebés pueden sentir alegría, tristeza, miedo, rabia y orgullo, aunque aún no tienen la capacidad de comunicarse verbalmente sobre cómo se sienten. A medida que los niños crecen y se desarrollan, sus emociones se vuelven más complejas y pueden incluir la vergüenza, la envidia, la culpa y la empatía.

Es importante tener en cuenta que todas las emociones son válidas y que los niños deben sentirse cómodos expresándolas. Los padres y cuidadores pueden ayudar a los niños a identificar y comprender sus emociones enseñándoles a ponerles nombre. Por ejemplo, si un niño está enfadado, los padres pueden decirle «Veo que estás muy enfadado, ¿quieres hablar sobre lo que te hizo sentir así?».

Enseñar a los niños a comprender y expresar sus emociones también les ayuda a desarrollar habilidades sociales y emocionales, como la empatía y la capacidad de resolver conflictos de manera efectiva. Los niños que tienen habilidades emocionales sólidas tienden a tener relaciones más saludables y satisfactorias en la vida.

Cómo reconocer las emociones en niños

Las emociones son una parte fundamental de la vida de todos los seres humanos, incluyendo a los niños. Aunque a veces puede ser difícil para los adultos entender las emociones de los niños, es importante que seamos capaces de reconocerlas para poder ayudarles a manejarlas adecuadamente. La atención a los cambios de humor, comportamiento, etc., nos ayudarán a evitar que en el futuro desarrollen posibles problemas de conducta. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para reconocer las emociones en los niños:

  • Observa su lenguaje corporal: El lenguaje corporal de los niños puede ser un buen indicador de su estado emocional. Presta atención a si están llorando, riendo, tensos o relajados. También puedes observar si están haciendo contacto visual o evitándolo, si están sentados con los brazos cruzados o si tienen una postura abierta y relajada.
  • Escucha su tono de voz: El tono de voz de un niño también puede ser un indicador de su estado emocional. Si su voz suena temblorosa, aguda o triste, es posible que esté experimentando una emoción fuerte. Si su voz suena monótona o aburrida, es posible que esté aburrido o con apatía.
  • Presta atención a su comportamiento: El comportamiento de un niño también puede indicar su estado emocional. Si está jugando enérgicamente, es posible que esté feliz o emocionado. Si está sentado en silencio y mirando al suelo, es posible que esté triste o preocupado. Especial atención merecen los berrinches, que con frecuencia nos cuesta manejar.
  • Haz preguntas abiertas: Hacer preguntas abiertas puede ser una buena manera de entender mejor las emociones de un niño. En lugar de preguntar «¿Estás triste?» prueba con «¿Cómo te sientes?» o «¿Qué te pasó?» De esta manera, les das la oportunidad de expresarse y explicar sus emociones.
  • Sé empático: La empatía es una habilidad clave para entender las emociones de los niños. Trata de ponerte en su lugar y entender cómo se sienten. Puedes decir algo como «Entiendo que estás frustrado porque no puedes tener ese juguete ahora mismo».

Cómo gestionar el miedo en niños

El miedo es una emoción común en los niños, especialmente cuando se enfrentan a situaciones nuevas o desconocidas. Para ayudar a un niño a manejar el miedo, es importante escuchar sus preocupaciones y validar sus sentimientos. También puede ser útil enseñar al niño técnicas de relajación, como la respiración profunda o el yoga para niños, y brindarles información tranquilizadora sobre la situación.

Cómo gestionar la tristeza en niños

La tristeza es una emoción natural que todos experimentamos en algún momento. Sin embargo, los niños pueden tener dificultades para manejarla adecuadamente. Para ayudar a un niño a manejar la tristeza, es importante validar sus sentimientos y hacerles saber que está bien sentirse triste. También puede ser útil distraer al niño con actividades divertidas o positivas, y ofrecerles consuelo y apoyo.

Cómo gestionar la rabia en niños

La rabia es una emoción poderosa que puede ser difícil de manejar para los niños. Para ayudar a un niño a manejar la rabia, es importante enseñarles estrategias de control de la ira, como contar hasta diez o tomar un tiempo de descanso. También puede ser útil enseñar al niño habilidades de comunicación efectiva para que puedan expresar sus sentimientos de una manera más saludable.

Cómo gestionar el orgullo en niños

El orgullo es una emoción importante para el desarrollo emocional del niño, ya que les ayuda a construir una imagen positiva de sí mismos, y a fomentar su propia autoestima. Sin embargo, es esencial que los niños aprendan a gestionar el orgullo de manera efectiva. Los padres pueden ayudar a los niños a hacerlo reconociendo y celebrando sus logros, pero también asegurándose de que los niños no se vuelvan arrogantes o insensibles a las necesidades de los demás.

Cómo gestionar el amor en niños

El amor es una emoción importante que los niños pueden experimentar hacia sus padres, amigos y mascotas. Es importante que los padres les enseñen a los niños a expresar amor de manera adecuada, y que también les enseñen a reconocer el amor que reciben. Los padres pueden ayudar a los niños a gestionar el amor al demostrar amor y cariño hacia ellos, y al fomentar relaciones saludables y positivas con amigos y familiares. Los niños que gestionan correctamente la emoción del amor, son menos inseguros y regulan mejor el resto de emociones.

Cómo gestionar la alegría en niños

La alegría es una emoción positiva y saludable que los niños pueden experimentar en respuesta a cosas como jugar con amigos, recibir un regalo o tener éxito en algo que les importa. Los padres pueden ayudar a los niños a gestionar la alegría al celebrar con ellos y alentándolos a disfrutar el momento. También es importante que los padres enseñen a los niños a mantener una perspectiva equilibrada y realista, para que puedan disfrutar la alegría sin depender demasiado de ella.

Bibliografía

  1. Ekman, P. (2003). Revelando emociones: Reconocer rostros y sentimientos para mejorar la comunicación y la vida emocional. Times Books.
  2. Denham, S. A., & Couchoud, E. A. (2003). Comprensión de las emociones en niños pequeños. Early Childhood Research Quarterly, 18(2), 206-226. doi:10.1016/S0885-2006(03)00034-9
  3. Izard, C. E. (2011). Formas y funciones de las emociones: Asuntos de interacciones entre emoción y cognición. Emotion Review, 3(4), 371-378. doi:10.1177/1754073911410740
  4. Saarni, C. (1999). El desarrollo de la competencia emocional. Guilford Press.
  5. Harris, P. L., & Kavanaugh, R. D. (1993). Comprensión del juego de pretender en niños pequeños. Monographs of the Society for Research in Child Development, 58(1), 1-104. doi:10.2307/1166098

[ratings]

Picture of Ángel Rull

Ángel Rull

Ángel es Licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y tiene un Máster en Investigación Psicológica Aplicada a las Ciencias de la Salud. Es especialista en manejo emocional, Psicología Positiva y Psicología de la Obesidad. Escribe para medios nacionales como El Periódico sobre Psicología para concienciar sobre la salud mental.

Mas Sobre psicologia infantil

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×