Saltar al contenido

Mejores actividades para niños con TEA

Comprártelo en Redes

Terapia psicológica

Mejora tu bienestar emocional y maneja tus trastornos psicológicos con un psicólogo. Agenda hoy una sesión y comienza tu recuperación.

Clínica Psicológica en  Barrio de Salamanca

Clínica Psicológica en Moratalaz

Clínica Psicológica en San Blas

Clínica Psicológica en Hortaleza

Clínica Psicológica en Vallecas

Enseñar o proponer nuevos juegos a nuestros hijos con Trastorno del Espectro Autista (TEA) a veces puede resultar complicado, por eso en este artículo te dejamos algunas sugerencias a cerca de las mejores actividades para niños TEA que podrás realizar en casa o en vuestro tiempo libre. Conseguirás que tu hijo se divierta de forma diferente y pasar juntos un rato muy agradable. ¡Coge papel y boli que allá vamos!

Consejos iniciales para introducir nuevas actividades

A la hora de elegir las diferentes actividades que puedes realizar con niños TEA es importante que primero tengas en cuenta los gustos e intereses del niño y qué actividades son las adecuadas para realizar según su edad y nivel de desarrollo. No olvides que el objetivo principal de proponerles nuevos juegos es proporcionarles oportunidades para explorar, aprender y disfrutar, mientras se respeta su individualidad y se apoya su desarrollo. Estas recomendaciones iniciales te ayudarán a escoger la actividad que mejor se adapte a sus necesidades:

  • Crea un entorno seguro y tranquilo: Es importante asegurarse de que el entorno en el que se van a realizar las actividades sea tranquilo y predecible. Esto puede ayudar a los niños con TEA a sentirse más cómodos y seguros para explorar nuevas actividades.
  • Utiliza visualizaciones: Puedes utilizar imágenes o diagramas para mostrarles qué se espera de ellos durante la actividad y cómo se verá la actividad en sí misma.
  • Fomenta el interés personal: Intenta introducir actividades que se alineen con los intereses personales del niño con TEA. Si un niño muestra interés en los animales, por ejemplo, podrías introducir una actividad relacionada con la observación de animales en un zoológico o a través de libros ilustrados.
  • Utiliza rutinas y estructuras: Los niños con TEA a menudo se benefician de rutinas y estructuras predecibles. Intenta introducir nuevas actividades dentro de la rutina diaria del niño, de manera que se conviertan en parte de su rutina regular.
  • Se paciente y flexible: Es importante recordar que cada niño con TEA es único y puede tener diferentes intereses y necesidades. Sé paciente y flexible mientras introduces nuevas actividades, y adapta éstas según sea necesario para satisfacer las necesidades individuales del niño.

Juegos para niños con TEA

Las actividades para niños con TEA no solo son divertidas y estimulantes, sino que también ofrecen una variedad de beneficios que promueven su desarrollo integral y su bienestar emocional. Estos beneficios (reducción de estrés y ansiedad, aumento de la autoestima infantil, fomento de la comunicación…) abarcan áreas físicas, emocionales, cognitivas y sociales. Estas actividades están diseñadas para abordar diferentes áreas de desarrollo y necesidades de los niños con TEA, y se pueden adaptar según las preferencias individuales y los niveles de habilidad de cada uno de ellos. Es importante proporcionar un entorno de apoyo y guía mientras se llevan a cabo estas actividades.

En algunos casos, puede ser necesario que establezcas un «guión» que detalle paso por paso en qué va a consistir la nueva actividad y así facilitar al niño la comprensión de la tarea a realizar. Dicho esto, ¡aquí van los juegos!

Actividades motoras:

  • Juegos de movimiento: Organiza el juego de «Sigue al líder», en el que tú puedes empezar haciendo diferentes movimientos, como golpes o palmadas, y el niño te tiene que imitar. Una opción es hacerlo a ritmo de la música (podéis escoger una que le guste). Luego intercambiar roles. Otra opción es el conocido como juego de «Carreras de relevos», que promueve la coordinación motora gruesa y el equilibrio.
  • Juegos de imitación de animales: Pide a los niños que imiten los movimientos de diferentes animales: saltar como un conejo, gatear como un oso o reptar como una serpiente. Esto promueve la conciencia corporal y el desarrollo del juego simbólico.
  • Caza del tesoro en movimiento: Organiza una búsqueda del tesoro en casa donde el niño debe encontrar objetos escondidos mientras realiza diferentes acciones físicas como saltar, correr o girar.

Área de habilidades sociales y comunicación:

  • Juego de roles con juguetes: Proporciona una variedad de juguetes y anima al niño a jugar diferentes roles: ser un chef, un conductor de autobús o un médico. Esto permite practicar habilidades sociales como la toma de turnos, el compartir y la comunicación.
  • Narración de cuentos: Anima a tu hijo a crear y contar sus propias historias utilizando imágenes o dibujos. Esto fomenta la expresión verbal y la creatividad, así como la comprensión de la estructura narrativa.
  • Pictogramas de comunicación: Utiliza pictogramas o tarjetas de comunicación para ayudar al menor a expresar sus necesidades, deseos y emociones. Enséñale a utilizar estas herramientas para comunicarse de manera efectiva con los demás.

Actividades cognitivas:

  • Puzzles y rompecabezas: Ofrece rompecabezas o puzzles de diferentes niveles de dificultad para promover el pensamiento espacial, la resolución de problemas y la atención.
  • Juegos de estimulación visual: Utiliza materiales visuales como tarjetas de patrones, libros de imágenes o juegos de «Encuentra las diferencias» para mejorar la percepción visual y la atención selectiva. Los diferentes libros de «¿Dónde está Wally?» pueden ser una buena opción.
  • Juegos de palabras y letras: Introduce juegos que fomenten el reconocimiento de letras y palabras, como juegos de buscar palabras, sopa de letras o crucigramas adaptados a su nivel de habilidad.

Área de habilidades sensoriales:

Estas actividades sensoriales están diseñadas para proporcionar una experiencia rica y estimulante a los niños con TEA, ayudándoles a regular sus sistemas sensoriales y promoviendo la exploración y el descubrimiento en un entorno seguro y estructurado.

  • Cajas sensoriales: Crea cajas sensoriales con diferentes materiales como arroz teñido, lentejas, pasta cruda, plumas, o incluso con elementos naturales como hojas, piñas y conchas marinas.
  • Materiales moldeables: Proponle jugar con plastilina, masa de modelar o arcilla para que el niño pueda explorar su textura y forma mientras amasa, modela y crea diferentes figuras con el material.
  • Sesiones de relajación: Introduce actividades de relajación como la meditación guiada, la música suave o el masaje con pelotas sensoriales para ayudar al niño a relajarse y regularse emocional y sensorialmente.

Consejos para trabajar con niños con TEA en el aula

Es importante que el colegio y los profesionales que trabajan en él reconozcan la importancia de incluir actividades lúdicas y adaptadas a las necesidades individuales de los niños con TEA en el currículo escolar. Los juegos para niños con TEA en el colegio son esenciales para promover su desarrollo integral, proporcionando oportunidades para aprender, socializar, desarrollar habilidades y experimentar alegría y diversión junto a sus compañeros. Además, es necesario que desde el propio centro se trabaje en colaboración con otros profesionales, como terapeutas ocupacionales y especialistas en educación especial, para diseñar e implementar actividades que sean beneficiosas para todos los niños en el aula.

Actividades para niños con TEA dentro del aula:

  • Rutinas visuales: Utiliza horarios visuales claros y consistentes para ayudar a los niños con TEA a entender la secuencia de actividades diarias. Incluye imágenes o pictogramas que representen cada tarea o actividad, para facilitar la comprensión y la anticipación.
  • Círculos de tiempo de espera: Organiza actividades en círculo donde los niños se turnen para hablar, compartir algo sobre sí mismos o responder preguntas simples. Esto fomenta la comunicación, la toma de turnos y la atención compartida.
  • Juegos cooperativos: Organiza juegos de grupo que fomenten la cooperación y el trabajo en equipo, como juegos de relevo, juegos de pelota en grupo o rompecabezas gigantes que los niños deben resolver juntos.
  • Actividades artísticas: Organiza sesiones de arte donde los niños trabajen juntos en proyectos de arte colaborativos, como murales, esculturas o instalaciones. Esto les brinda la oportunidad de expresarse creativamente y compartir ideas y recursos.
  • Juegos de mesa: Proporciona una variedad de juegos de mesa como ajedrez, Scrabble o Monopoly, donde los niños puedan jugar en parejas o en grupos pequeños. Esto les permite practicar habilidades sociales, como tomar turnos, compartir y seguir reglas.
  • Programas de mentoría: Establece programas de mentoría donde los niños mayores puedan apoyar y guiar a los niños con TEA en actividades escolares y extracurriculares. Esto promueve la inclusión social, el compañerismo y el desarrollo de habilidades de liderazgo.

Bibliografía consultada

Guía para adultos: 10 actividades y recursos para niños con autismo en el aula. (s/f). Twinkl.es.

Ruiz, N. V. (s. f.). Actividades de ocio para niños con autismo ¡Diviértete con él!

Rull, Á. (2023, 13 julio). ¿Qué es Asperger? Signos característicos de este síndrome. Somos Psicología y Formación.

Rull, Á. (2024b, marzo 14). Juguetes para niños con TEA. Somos Psicología y Formación.

Soto, V. M. (2020, noviembre 18). Mejores actividades para enseñar a niños con autismo. Tu Conducta.

Mas Sobre trastornos psicológicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×