Saltar al contenido
sintomas-trastorno-bipolar

Trastorno bipolar: ¿Qué es y cuáles son sus consecuencias?

Comprártelo en Redes
Terapia psicológica
Mejora tu bienestar emocional con un psicólogo. Agenda una sesión hoy mismo y da el primer paso hacia una vida más plena.

Clínica Psicológica en  Barrio de Salamanca

Clínica Psicológica en Moratalaz

Clínica Psicológica en San Blas

Clínica Psicológica en Hortaleza

Clínica Psicológica en Vallecas

Psicología Online

El trastorno bipolar es una enfermedad mental crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. También conocido como trastorno maníaco-depresivo, se caracteriza por cambios extremos en el estado de ánimo, que oscilan entre episodios de manía y depresión. Estos cambios pueden ser desgarradores y dificultan la capacidad de una persona para llevar una vida normal y equilibrada.

¿Qué es el trastorno bipolar?

El trastorno bipolar es una enfermedad mental crónica que se caracteriza por cambios dramáticos en el estado de ánimo, la energía y la actividad. A diferencia de las fluctuaciones emocionales normales que todos experimentamos, los cambios en el estado de ánimo en el trastorno bipolar son mucho más intensos y pueden durar semanas o incluso meses.

Existen dos polos principales en el trastorno bipolar: la manía y la depresión. Durante los episodios de manía, las personas experimentan una euforia extrema, una energía excesiva y un estado de ánimo elevado. Pueden hablar rápidamente, tener ideas grandiosas, tomar decisiones impulsivas y participar en comportamientos de alto riesgo. Por otro lado, durante los episodios depresivos, los individuos se sienten abrumados por una profunda tristeza, un estado de ánimo depresivo, pérdida de interés en las actividades diarias, insomnio, cambios en el apetito y pensamientos de muerte o suicidio.

Es importante destacar que el trastorno bipolar puede variar en su gravedad y patrón de ciclos. Algunas personas pueden experimentar episodios maníacos y depresivos con una frecuencia regular, mientras que otras pueden tener períodos de estabilidad más prolongados entre los episodios.

Síntomas del trastorno bipolar

Es fundamental tener en cuenta que los síntomas del trastorno bipolar varían de una persona a otra y que el diagnóstico solo puede ser realizado por un profesional de la salud mental calificado. Además, los síntomas pueden cambiar con el tiempo y pueden ser afectados por factores como el estrés, el sueño y los desencadenantes ambientales.

Sin embargo, existen una serie de síntomas, diferenciados en función de la fase en la que se encuentren. Son los siguientes:

  1. Episodios maníacos: Durante los episodios maníacos, las personas con trastorno bipolar pueden experimentar una serie de síntomas que indican una alteración significativa en su estado de ánimo. Estos síntomas incluyen:
    • Sentimientos de euforia y exaltación excesiva.
    • Aumento de la energía y actividad.
    • Disminución de la necesidad de dormir.
    • Hablar rápidamente y saltar de un tema a otro.
    • Pensamientos acelerados y dificultad para concentrarse.
    • Comportamiento impulsivo y toma de decisiones arriesgadas.
    • Sentimiento de grandiosidad y creencias delirantes sobre las propias habilidades.
  2. Episodios depresivos: Durante los episodios depresivos, las personas con trastorno bipolar experimentan una profunda sensación de tristeza y desesperanza. Los síntomas depresivos pueden incluir:
    • Sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad o vacío.
    • Pérdida de interés en actividades previamente disfrutadas.
    • Cambios en el apetito y el peso (pérdida o aumento).
    • Problemas de sueño, insomnio o hipersomnia.
    • Fatiga y falta de energía.
    • Dificultad para concentrarse y tomar decisiones.
    • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio.
  3. Episodios mixtos: En algunos casos, las personas con trastorno bipolar pueden experimentar episodios mixtos, donde presentan síntomas maníacos y depresivos al mismo tiempo. Esto puede ser extremadamente desafiante, ya que pueden sentirse eufóricos y deprimidos simultáneamente, lo que genera una gran angustia emocional y confusión.

Causas del trastorno bipolar

Aunque no se ha identificado una causa única del trastorno bipolar, se ha demostrado que varios factores contribuyen al desarrollo de esta enfermedad. La genética desempeña un papel importante, ya que los estudios han revelado que el trastorno bipolar tiende a ser hereditario. Las personas con parientes de primer grado que padecen trastorno bipolar tienen un mayor riesgo de desarrollarlo ellos mismos. Sin embargo, también se ha observado que factores ambientales, como el estrés crónico, los traumatismos emocionales y el abuso de sustancias, pueden desencadenar o exacerbar los episodios bipolares.

Además, se ha demostrado que desequilibrios químicos en el cerebro, especialmente en los neurotransmisores como la serotonina, la norepinefrina y la dopamina, desempeñan un papel crucial en el trastorno bipolar. Estos desequilibrios pueden afectar la regulación del estado de ánimo, la respuesta al estrés y otros procesos cognitivos relacionados.

Tratamiento del trastorno bipolar

El tratamiento del trastorno bipolar se basa en un enfoque integral que combina la terapia farmacológica y la psicoterapia. La medicación juega un papel fundamental en el manejo de los síntomas y la estabilización del estado de ánimo. Los estabilizadores del estado de ánimo, como el carbonato de litio, son comúnmente recetados para prevenir los episodios maníacos y depresivos. Otros medicamentos, como los antipsicóticos y los antidepresivos, pueden utilizarse en combinación con los estabilizadores del estado de ánimo, según la presentación clínica de cada paciente.

La psicoterapia también desempeña un papel fundamental en el tratamiento del trastorno. La terapia cognitivo-conductual (TCC) se ha demostrado efectiva para ayudar a los pacientes a identificar y cambiar patrones de pensamiento negativos y comportamientos desadaptativos. Además, la terapia de interacción social y la terapia familiar pueden ser beneficiosas para mejorar las habilidades de comunicación y la calidad de las relaciones interpersonales.

Es importante destacar que el tratamiento del trastorno bipolar debe ser personalizado y adaptado a las necesidades individuales de cada paciente. La colaboración estrecha entre el médico tratante, el psicoterapeuta y el paciente es esencial para lograr una gestión efectiva de la enfermedad.

Como vemos, el trastorno bipolar es un trastorno mental complejo que afecta a muchas personas en todo el mundo. Si bien no se ha identificado una causa única, factores genéticos, ambientales y desequilibrios químicos en el cerebro juegan un papel importante en su desarrollo. El tratamiento del trastorno bipolar se basa en una combinación de medicación y psicoterapia, con el objetivo de estabilizar el estado de ánimo y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

A medida que avanzamos en la comprensión de esta enfermedad, es crucial seguir investigando para descubrir nuevas formas de diagnóstico temprano, tratamientos más efectivos y enfoques de prevención. La educación y la conciencia pública sobre este trastorno también son fundamentales para eliminar el estigma asociado a esta enfermedad y garantizar que las personas que la padecen reciban el apoyo y la atención que necesitan.

Bibliografía

  1. Goodwin, G. M., & Geddes, J. R. (2019). «Trastorno bipolar: un enfoque psicofarmacológico». Revista de Psicofarmacología, 33(2), 105-116. doi: 10.1177/0269881118825038
  2. Vieta, E., & Colom, F. (2013). «Tratamiento psicofarmacológico del trastorno bipolar». Revista de Psiquiatría y Salud Mental, 6(2), 67-80. doi: 10.1016/j.rpsm.2012.12.001
  3. Malhi, G. S., Bargh, D. M., McIntyre, R. S., & Berk, M. (2019). «Trastorno bipolar: identificación, manejo y prevención de la recurrencia». Medical Journal of Australia, 211(9), 434-439. doi: 10.5694/mja2.50376
  4. Baldessarini, R. J., Tondo, L., & Vázquez, G. H. (2020). «Trastorno bipolar: diagnóstico, tratamiento y prevención». Cambridge University Press.
  5. Yatham, L. N., Kennedy, S. H., Parikh, S. V., Schaffer, A., Bond, D. J., Frey, B. N., … & Ravindran, A. V. (2018). «Tratamiento y mantenimiento del trastorno bipolar: Guía de práctica clínica canadiense actualizada». Revista canadiense de psiquiatría, 63(9), 1S-47S. doi: 10.1177/0706743718759271
  6. González-Pinto, A., & Vieta, E. (2018). «Diagnóstico y tratamiento del trastorno bipolar en el siglo XXI». Revista de Psiquiatría y Salud Mental, 11(3), 133-135. doi: 10.1016/j.rpsm.2018.06.003
  7. Grande, I., Berk, M., Birmaher, B., & Vieta, E. (2016). «Trastorno bipolar». The Lancet, 387(10027), 1561-1572. doi: 10.1016/S0140-6736(15)00241-X

[ratings]

Picture of Ángel Rull

Ángel Rull

Ángel es Licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid y tiene un Máster en Investigación Psicológica Aplicada a las Ciencias de la Salud. Es especialista en manejo emocional, Psicología Positiva y Psicología de la Obesidad. Escribe para medios nacionales como El Periódico sobre Psicología para concienciar sobre la salud mental.

Mas Sobre psicología y terapias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Necesitas ayuda psicologica?

×