Saltar al contenido

¿Qué es el Trastorno Disfórico Premenstrual?

Comprártelo en Redes
Terapia psicológica
Mejora tu bienestar emocional con un psicólogo. Agenda una sesión hoy mismo y da el primer paso hacia una vida más plena.

Clínica Psicológica en  Barrio de Salamanca

Clínica Psicológica en Moratalaz

Clínica Psicológica en San Blas

Clínica Psicológica en Hortaleza

Clínica Psicológica en Vallecas

Psicología Online

El trastorno disfórico premenstrual (TDPM) es una condición más grave que el síndrome premenstrual (SPM), caracterizada por síntomas emocionales y físicos intensos, como son la depresión, irritabilidad y tensión, que ocurren antes del periodo menstrual.

A diferencia del SPM, el TDPM causa cambios extremos en el estado de ánimo que pueden afectar significativamente la vida diaria y las relaciones de quienes lo padecen. Ambos trastornos suelen comenzar entre 7 y 10 días antes del periodo y pueden persistir unos pocos días después de que este haya comenzado.

Se estima que alrededor del 70 al 90% de las mujeres en edad reproductiva experimentan algún tipo de malestar premenstrual, de las cuales un 3-8% desarrollan TDPM. Este trastorno se reconoce como una condición que requiere tratamiento, ya sea conductual, farmacológico, psicológico, psiquiátrico o una combinación de estos.

¿Cuáles son las causas del Trastorno Disfórico Premenstrual?

Las causas exactas del trastorno disfórico premenstrual (TDPM) no están completamente comprendidas, pero se cree que una combinación de factores biológicos, genéticos y ambientales contribuyen a su desarrollo. Algunos de estos factores pueden incluir:

  1. Cambios hormonales. Se cree que las fluctuaciones en los niveles hormonales, particularmente de estrógeno y progesterona, durante el ciclo menstrual pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo del TDPM. Los cambios en estos niveles hormonales pueden afectar la química cerebral y, por lo tanto, influir en el estado de ánimo y el comportamiento.
  2. Sensibilidad a la serotonina. La serotonina es un neurotransmisor que desempeña un papel crucial en la regulación del estado de ánimo. Se ha sugerido que algunas mujeres con TDPM pueden tener una sensibilidad alterada a la serotonina, lo que podría contribuir a los síntomas emocionales del trastorno.
  3. Factores genéticos. Existe evidencia de que el TDPM puede tener un componente genético. Se ha observado que el trastorno tiende a ser más común en mujeres con antecedentes familiares de depresión, ansiedad u otros trastornos del estado de ánimo.
  4. Sensibilidad al estrés. El estrés crónico o los eventos estresantes importantes pueden aumentar la susceptibilidad de una mujer al TDPM. El estrés puede afectar negativamente la regulación hormonal y la respuesta del cuerpo a los cambios hormonales naturales durante el ciclo menstrual.
  5. Factores psicológicos y ambientales. Experiencias pasadas de trauma, abuso o estrés pueden influir en la vulnerabilidad de una mujer al desarrollo del TDPM. Además, los factores ambientales, como el estilo de vida, la calidad del sueño, la dieta y el apoyo social, pueden desempeñar un papel en la gravedad de los síntomas.

Síntomas del TDPM

Los síntomas del trastorno disfórico premenstrual (TDPM) pueden variar en intensidad y tipo de una mujer a otra, pero generalmente incluyen una combinación de síntomas emocionales y físicos. Los síntomas típicos del TDPM pueden incluir:

Síntomas emocionales

  • Depresión profunda.
  • Irritabilidad extrema.
  • Ansiedad o tensión excesiva.
  • Cambios bruscos de humor.
  • Sentimientos de desesperanza o desamparo.
  • Sensación de estar abrumada o fuera de control emocional.
  • Pensamientos suicidas.

Síntomas físicos

  • Fatiga o falta de energía.
  • Problemas para dormir, como insomnio o hipersomnia.
  • Cambios en el apetito, como antojos de comida o aumento del apetito.
  • Dolor en los senos.
  • Dolores de cabeza o migrañas.
  • Dolores musculares o articulares.
  • Hinchazón abdominal o sensación de hinchazón generalizada.
  • Aumento de peso.

Otros síntomas

Estos síntomas suelen aparecer regularmente durante la fase lútea del ciclo menstrual, generalmente en la semana previa al inicio de la menstruación, y desaparecen después del inicio del periodo.

Es importante destacar que los síntomas del TDPM pueden ser lo suficientemente graves como para interferir significativamente en la vida diaria y las relaciones personales, y pueden requerir tratamiento médico o psicológico para su manejo.

Si una mujer experimenta síntomas graves o incapacitantes asociados con el TDPM, es importante que busque ayuda médica para recibir un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento individualizado.

Trastorno Disfórico Premenstrual: Diagnóstico y tratamiento

El Trastorno Disfórico Premenstrual (TDPM) se reconoce como un trastorno psiquiátrico en el DSM-V. Para que sea diagnosticado el TDPM, deben cumplirse los siguientes criterios:

Debe presentar al menos 5 síntomas durante la semana previa al inicio del período menstrual y, al menos uno de los siguientes síntomas, debe estar presente durante este periodo. Además, al menos uno de los siguientes síntomas debe estar presente para alcanzar los 5 síntomas totales:

  1. Los síntomas causan angustia clínicamente significativa o interfieren con el funcionamiento normal en el trabajo, la escuela u otras áreas sociales.
  2. Los síntomas no son simplemente una exacerbación de otro trastorno, como depresión mayor o distimia.
  3. Se debe confirmar el punto 1 mediante registros diarios durante al menos 2 ciclos menstruales sintomáticos.
  4. Los síntomas no pueden atribuirse a los efectos fisiológicos de otra enfermedad o al consumo de sustancias.
  5. Sentimientos marcados de depresión, desesperanza o baja autoestima.
  6. Sensación de ansiedad, tensión o estar al filo.
  7. Fluctuaciones emocionales.
  8. Irritabilidad marcada o conflictos aumentados con el entorno.
  9. Pérdida de interés en actividades habituales.
  10. Dificultad para concentrarse.
  11. Letargia, fatiga o falta de energía.
  12. Cambios en el sueño (hipersomnia o insomnio).
  13. Sensación de pérdida de control.
  14. Síntomas físicos como sensibilidad mamaria, dolor muscular, aumento de peso, hinchazón, etc.

En cuanto al tratamiento en el Trastornos Disfórico Premenstrual no existe uno especifico que funcione para todas las personas que lo padecen, entre ellos se puede incluir una variedad de enfoques tanto farmacológicos como no farmacológicos. Aquí hay algunas opciones comunes:

  1. Terapia cognitivo-conductual (TCC). Ayuda a cambiar pensamientos y comportamientos negativos.
  2. Antidepresivos. Como los ISRS o IRSN, pueden reducir síntomas emocionales.
  3. Anticonceptivos hormonales. Regulan los ciclos menstruales y pueden aliviar síntomas.
  4. Suplementos de calcio, magnesio y vitamina B6. Pueden ayudar con síntomas físicos.
  5. Estilo de vida saludable. Ejercicio regular, dieta equilibrada y técnicas de manejo del estrés.

Trastorno de Angustia y tratamiento a seguir

El Trastorno de Angustia es una condición caracterizada por la presencia de ataques de pánico recurrentes e inesperados, acompañados de síntomas físicos y psicológicos intensos. El tratamiento puede incluir:

  1. Terapia cognitivo-conductual (TCC). Identifica y cambia pensamientos y comportamientos.
  2. Medicamentos. Antidepresivos pueden ser recetados.
  3. Técnicas de relajación. Como respiración profunda y meditación.
  4. Ejercicio regular. Ayuda a reducir la ansiedad.
  5. Evitar estimulantes. Café, alcohol y otras sustancias pueden desencadenar ataques.

Conclusión

Como hemos visto, podemos concluir que Trastorno Disfórico Premenstrual es una condición severa que afecta a un porcentaje reducido pero significativo de las mujeres en edad reproductiva, caracterizada por síntomas emocionales y físicos intensos que pueden interferir de manera grave con la vida diaria.

A diferencia del Síndrome Premenstrual, este trastorno provoca cambios extremos en el estado de ánimo. Las causas exactas del TDPM no están completamente comprendidas, pero hasta la fecha se cree que lo más probable sea una combinación de factores hormonales, genéticos y ambientales contribuyen a su desarrollo.

Para su abordaje, se siguen enfoques conductuales, farmacológicos y cambios en el estilo de vida, con opciones que van desde la terapia cognitivo-conductual hasta el uso de antidepresivos y suplementos nutricionales. Por todo esto, la identificación y tratamiento adecuados son esenciales para mejorar la calidad de vida de las mujeres que lo padecen.

Referencias

  1. Blake, M. J., Kleinstäuber, M., Schmelzer, K., Ditzen, B., Andersson, G., Hiller, W., & Weise, C. (2016). Effects of cognitive emotion regulation strategies on mood and cortisol in daily life in women with premenstrual dysphoric disorder. Psychological Medicine, 46(12), 2453-2466.
  2. Cohen, L. S., Soares, C. N., Otto, M. W., Sweeney, B. H., Liberman, R. F., & Harlow, B. L. (2002). Prevalence and predictors of premenstrual dysphoric disorder (PMDD) in older premenopausal women: The Harvard Study of Moods and Cycles. Archives of Women’s Mental Health, 5(1), 27-34.
  3. Yen, J. Y., Lin, P. C., Huang, M. F., Chou, H. C., Long, C. Y., & Ko, C. H. (2020). The association between premenstrual dysphoric disorder and suicidality across the menstrual cycle: The moderating role of depressive symptoms. Journal of Affective Disorders, 273, 85-92.
  4. Martínez, M. A., & García, E. (2014). El impacto del trastorno disfórico premenstrual en la vida diaria de las mujeres: Un estudio exploratorio. Revista de Psicopatología y Psicología Clínica, 19(3), 213-223.
  5. Serrano, F., & Villalobos, M. (2017). Estrategias de afrontamiento y apoyo social en mujeres con trastorno disfórico premenstrual. Psicothema, 29(2), 235-240.
Picture of Comité Editorial Somos Psicólogos

Comité Editorial Somos Psicólogos

Nuestro enfoque es brindar a nuestros lectores una fuente de información confiable y empática en el campo de la salud mental. Creemos firmemente en el poder de la educación y el conocimiento para mejorar el bienestar emocional y psicológico, y estamos comprometidos en mantener los más altos estándares de calidad e integridad en todo lo que publicamos.

Mas Sobre psicología y terapias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Necesitas ayuda psicologica?

×