Forum

Avisos
Limpiar todo

Ansiedad

Ok1
 Ok1
(@ok1)
Nuevo miembro

Buenas

 

Desde hace unas semanas comencé a tener ataques de ansiedad continuos, la cosa empeoró hace 2 días, fui al hospital y me hicieron 3 exámenes, me diagnosticaron una enfermedad y me dieron medicamentos, desde entonces fui al hospital continuamente creyendo que mi enfermedad era la causante de sentirme así pero cuando me revisan está todo en orden (era un ataque de ansiedad) vi una boleta de referencia que me dieron y decía que tenía un trastorno de ansiedad.

 

Ahora bien, este Día me siento con muchísimo sueño y cansado, pero realmente es extraño porque siento que tengo la fuerza suficiente para mover mi cuerpo a la velocidad deseada (sin excederme) sin embargo, tengo eso de sueño y cansancio, duermo y todavía me siento así, tengo sueños, también siento sed y no siento completamente mi cuerpo, como que si no estoy completamente en el o algo así

 

Entonces, quería saber si la ansiedad es capaz de tenerme de esta manera o se deba a que de pronto tuve actividad física y me haya desvelado casi dos días sin dormir en el Hospital.

 

Espero sus respuestas, gracias

G

RespuestaCitar
Topic starter Respondido : 30/05/2021 12:53 am
.
 .
(@freud)
Noble miembro

@ok1 Buenas noches y gracias por compartir tu historia. La ansiedad puede acarrear diferentes síntomas y sensaciones desagradables. Tales como:

Síntomas

Los signos y síntomas de la ansiedad más comunes incluyen los siguientes:

  • Sensación de nerviosismo, agitación o tensión
  • Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Respiración acelerada (hiperventilación)
  • Sudoración
  • Temblores
  • Sensación de debilidad o cansancio
  • Problemas para concentrarse o para pensar en otra cosa que no sea la preocupación actual
  • Tener problemas para conciliar el sueño
  • Padecer problemas gastrointestinales (GI)
  • Tener dificultades para controlar las preocupaciones
  • Tener la necesidad de evitar las situaciones que generan ansiedad como ves la sintomatología es variada en cada persona. Lo importante es que te vas a poner bien. Si quieres contarnos los problemas que te han llevado a la ansiedad, estaremos encantados de poder ayudarte. Un abrazo fuerte y ánimo, lo vas a conseguir. Aquí tienes tu casa. 
RespuestaCitar
Respondido : 30/05/2021 1:13 am
.
 .
(@freud)
Noble miembro

@ok1 También te dejo unas pautas. Todos sentimos ansiedad en algún momento de la vida. Los problemas familiares, las dificultades económicas y las situaciones nuevas generan habitualmente lo que la Real Academia Española define como un “estado de agitación, inquietud o zozobra del ánimo”. de “un síntoma que puede experimentar cualquier persona y que hay que diferenciar de la ansiedad como enfermedad”.Ejercicios de relajación (respiraciones, yoga…) y mindfulness, que “va muy bien para la ansiedad”.

 

Practicar ejercicio físico regular, que es un “ansiolítico natural”.

 

Cuidar la alimentación.

 

Dormir bien.

 

Saber poner límites, lo que se traduce, entre otras cosas, en “no excederse en el terreno laboral y no llevarse trabajo a casa”.

 

Saber pedir ayuda, ya que “tendemos a cargarnos con demasiadas tareas”..

 

Aprender a identificar los pensamientos negativos y cuestionarlos. . Aprende a ser tu propio jefe o jefa

La ansiedad es una sensación desagradable que la mayoría de nosotros queremos evitar. El problema se agrava cuando decidimos compensar el estado de ansiedad recurriendo a formas de comportamiento estereotipadas y repetitivas. Estas son conductas que suelen empezar de manera inconsciente, son en parte automáticas y pueden ser más o menos simples (estirarse o arrancarse el cabello, darse golpecitos en una pierna, etc.) o algo más complejas (hacer viajes hasta la nevera y comer algo).. Combatir la ansiedad es combatir el "ya lo haré mañana"

Los periodos de ansiedad pueden haber sido desencadenados por elementos del día a día que están relacionados con el trabajo, las obligaciones y la toma de decisiones. Por eso, combatir la ansiedad supone también reconocer las situaciones en las que esta sensación puede dar pie a una profecía autocumplida en la que el propio estado anímico negativo invite tirar la toalla antes de tiempo.La ansiedad es una de las formas que puede tomar el miedo a empezar a hacer algo que puede salir mal y que, como consecuencia, es postergado una vez tras otra en un proceso llamado procrastinación. Paradógicamente, estos aplazamientos los que hacen que la ansiedad tenga razón de ser, ya que gracias a ellos la obligación que genera estrés sigue estando ahí. 3. Divide tu día a día en trozos pequeños

Seguro que te has dado cuenta de que, a partir del momento en el que inicias una tarea que te da pereza hacer, esta se va volviendo cada vez más amena y asumible. Con la ansiedad pasa algo parecido: para mantener la atención lejos de aquello que produce tensión, empezar una actividad es mucho más eficaz que pensar en iniciar esa misma actividad.

 

Y es que el hecho de ser consciente de que la ansiedad actúa como lastre a la hora de hacer cosas que queremos hacer es en sí mismo una fuente ansiógena. Si quieres asegurarte de que se haga lo que debe ser hecho sin que la ansiedad actúe como freno, nada como partir en secuencias cortas las tareas más complejas. Si tienes que escribir un informe, por ejemplo, la primera tarea puede ser tan simple como encender el ordenador y abrir un editor de texto. La siguiente secuencia debe partir de ahí y ser también muy breve (escribir el primer párrafo, etc.).. Tómate tu tiempo

La otra cara de combatir la procrastinación es asegurarnos que aprovechamos bien el tiempo que le dedicamos al descanso, ya que estar todo el día haciendo cosas para intentar distraer nuestra atención puede ser agotador. Si no conocemos la fuente de la ansiedad, este ir y venir de actividades distractoras puede actuar como recordatorio de que estamos ansiosos, y si el origen de la ansiedad está en las obligaciones pendientes, se puede generar un sentimiento de culpa. Por eso merece la pena ser metódicos con los ratos de descanso y hacer que estos permitan una mejor orientación hacia los objetivos.Además, los ejercicios de control de la respiración que se incluyen en actividades como la meditación, el Mindfulness o el tai chi resultan de gran utilidad para reducir los niveles de estrés que ponen en marcha toda la maquinaria ansiógena. Tomarse un rato para relajarse aunque el cuerpo pida lo contrario y hacer que estos ratos no se prolonguen más de lo que sea necesario para ajustar bien los niveles hormonales son dos pautas básicas para combatir la ansiedad.

 

5. No te empeñes en hacer que la ansiedad se vaya

Desde un punto de vista biológico, la ansiedad es el fruto de dinámicas neuroendocrinas complejas con las que nadie querría tener que lidiar sin la ayuda de los procesos subconscientes que las regulan. Por eso, conviene tener claro de que sólo se puede combatir la ansiedad de manera indirecta. Por mucho que se pretenda ignorar las sensaciones de tensión y miedo, estas no se van a ir sólo porque nuestra mente consciente se lo pida con amabilidad.

 

De hecho, intentar suprimir mentalmente estos procesos biológicos no es más que una forma de reconocer que ese problema está ahí. Para que la ansiedad deje de ser un problema, hay que luchar contra sus síntomas creando nuevas pautas de comportamiento. La solución no está en la privacidad de la propia mente, sino en las relaciones entre el cuerpo y el entorno.

 

RespuestaCitar
Respondido : 30/05/2021 1:19 am
Compartir:
91 166 50 47
Pide cita