Forum

Me altera pensar en...
 
Avisos
Limpiar todo

Me altera pensar en que he olvidado algo que hice

valecitac:234
(@valecitac234)
Nuevo miembro

El martes me di cuenta que casi no hice nada en la mitad del día así que me puse a pensar en que gaste mi tiempo y me di cuenta que lo que hice no fue mucho, entonces me pregunté "Entonces en que me gaste tanto el tiempo ?" Ahí fue cuando me puse a contar el tiempo que ocupe en lo que hice y me di cuenta que habían unos 30 minutos que me sobraban (sí, me puse a contar minuciosamente lo que hice) y empecé a creer en que que tal si hice algo en ese tiempo que no recuerdo, eso me empezó a hacer ruido, pero me alteró más el hecho de pensar en "que tal si hice algo malo en ese tiempo y no lo recuerdo???" Me puse muy mal y alterada, con ganas de llorar por no saber que hice exactamente en ese tiempo que sobro, luego me puse a pensar en que otras cosas pequeñas pude haber hecho que me quitaron tiempo y ahora eran unos 22 minutos los que sobraban, pero la inquietud seguía (sigue) ahí, me siento frustrada por no saber porque me sobra tanto tiempo de ese día.

Y creo que en el fondo sé que esto es sólo ansiedad por la manera en que me siento... Pero no sé porque ocurre entonces, siento que debo buscar la respuesta del porque de todo eso. Ya no quiero estar así más... Cuando mantengo mi mente ocupada en actividades como las clases, dibujar y demás, me siento más tranquila... Con una sensación de una realidad más real, pero luego vuelven esas cuestiones de "y si hice algo y no lo recuerdo, y si ese algo era malo y le hice daño a alguien?" o "y si me pasa esto?" Ya no quiero seguir así, tampoco quiero que las actividades que hago me ayuden sólo a calmarme porque luego cuando quiero dibujar por gusto me siento muy cansada y no siento que lo disfrutará de la manera en que lo hacia cuando estaba bien, aunque la motivación de hacerlo es la misma :,))) 

RespuestaCitar
Topic starter Respondido : 05/05/2021 9:48 pm
Etiquetas del tema
.
 .
(@freud)
Noble miembro

@valecitac234 

La pérdida de memoria por estrés es mucho más común de lo que pensamos.se vive a menudo con gran preocupación y ansiedad: olvidamos citas, conversaciones, nombres y hasta eso tan importante que teníamos que comprar. Nos cuesta retener información e incluso recuperar recuerdos ya consolidados. A menudo, suele decirse aquello de que la memoria es un tesoro que debemos guardar con especial cuidado y delicadeza, sin embargo, algo que sin duda todos habremos experimentado alguna vez es que justo cuando más la necesitamos, nos falla. Es más, cuando sufrimos estos fallos momentáneos y hasta desconcertantes, lo vivimos a menudo con cierto temor. El cerebro es muy vulnerable a nuestro estilo de vida, y en concreto, al modo en que gestionemos nuestras preocupaciones y tensiones cotidianas.Pérdida de memoria por estrés ¿por qué ocurre?

A veces lo hacemos, salimos del trabajo y llegamos a casa en “piloto automático". Al cruzar el umbral de nuestro hogar nos llevamos las manos a la cabeza por el enfado y el asombro más absoluto ¿cómo se nos puede haber olvidado recoger a nuestro hijo de su clase de inglés? Bajamos corriendo y justo cuando llegamos al coche, nos damos cuenta de que no llevamos las llaves. círculo agotador al que nos aboca tanto el estrés como la ansiedad es inmenso. Las situaciones surrealistas como esta son comunes, así como la sensación de que estamos perdiendo el control de nuestras vidas. Al fin y al cabo, pocas cosas pueden ser más angustiosas que olvidar cosas que son relevantes en el día a día, decisivas para sentirnos competentes y responsables en cada ámbito de nuestra cotidianidad.Si percibimos que en las últimas semanas o meses estamos experimentando una pérdida de memoria inusual, lo mejor es consultar con nuestros médicos. En ocasiones, esos fallos pueden asociarse a una mala nutrición (déficit de vitamina B12 o vitamina D).Estrategias para gestionar el estrés

Identifica tus estresores. Toma conciencia de cómo reacciona tu cuerpo: tensión muscular, rigidez de cuello, hombros, mandíbula, palpitaciones…El estrés no se maneja evitando esos focos que nos quitan la calma. Se gestiona afrontando esos estímulos amenazantes cara a cara, estableciendo prioridades, decidiendo, tomando el control sobre la propia realidad.

Haremos uso de adecuadas técnicas de respiración.

Reinterpreta tu realidad: toma conciencia de lo que es verdaderamente importante en tu vida, baja el ritmo, aprecia el presente de una forma más relajada.Prácticas como el Minfulness son muy adecuadas para gestionar el estrés. Así, estudios como el llevado a cabo por el doctor Philippe R. Goldin, de la Universidad de California, nos demuestran su efectividad.

Aliméntate de forma saludable: frutas y verduras frescas, abundante agua, avena, infusiones de valeriana, manzanillas…complementos a base de magnesio son excelentes para proteger nuestro cerebro de los efectos del estrés.

Sal a caminar todos los días durante media hora. Aclararás tu mente, tomarás nuevas perspectivas y mejorarás tu circulación sanguínea para que llegue al cerebro un mayor aporte de oxígeno y nutrientes.Para concluir, la pérdida de memoria por estrés puede alterar nuestra vida por completo. En caso de que no manejemos el problema de raíz, ese estrés intensificará aún más el problema hasta llegar a más esferas: nuestro estado de ánimo empeorará, nuestra motivación decaerá… Aprendamos por tanto a bajar el ritmo, a no querer ir más rápido que la vida. Nuestra salud es lo más importante.

 

 

 

 

 

RespuestaCitar
Respondido : 05/05/2021 10:02 pm
.
 .
(@freud)
Noble miembro

@valecitac234 Espero que te puedan servir estás pautas. Una de las claves que nos ofrece tu exposición, es ver cómo provocas todos esos síntomas que nos comentas. Y si, y si, y sí. Darle tantas vueltas a la cabeza, provoca también en ocasiones un reseteo de la memoria. El cerebro llega un momento donde no puede más y para protegerse toma esa serie de medidas. Debes de hacer la vida más fácil. No venimos al mundo para estar preocupados todo el día, hacernos preguntas constantemente, cuestionar todo lo que nos ocurre. Disfruta del día, dibuja, corre, salta, escucha música, sal y tantas cosas que puedes hacer. Toma conciencia de cómo tú misma te perjudicas. ¿Qué consigues con las preocupaciones, comerte  la cabeza, darle vueltas a todo? Malestar, saturación mental, cansancio etc. ¿Qué consigues si actúas con una mentalidad positiva? Sentirte bien, animada, relajada, feliz, una vida plena. Si pones la balanza en un nivel, mira a ver lo que más te compensa. Por otro lado. ¿Tienes algún diagnóstico médico donde diga que tienes alguna enfermedad  grave, problema de memoria etc., por la que debas de preocuparte? Piénsalo y llega a tus propias conclusiones. Te puedes tirar el resto de tu vida cuestionando todo, pensando tener problemas, intentando buscar soluciones a todo o por el contrario, vivir la vida intensamente y estar feliz y contenta de estar un día más aquí. Es así de sencillo

RespuestaCitar
Respondido : 05/05/2021 10:22 pm
Compartir:
91 166 50 47
Pide cita