Forum

Creo que tengo depr...
 
Avisos
Limpiar todo

Creo que tengo depresión  

Adroro.
(@adroro)
Nuevo miembro

Hola, me acabo de registrar en este foro con el fin de encontrar una solución a mi falta de motivación y ánimos en la vida.

Tengo 21 años, vivo en un piso compartido con 3 personas de entre 26 y 31 años desde el año pasado.

En enero del año pasado falleció mi madre, y hace dos años mi padre. Los dos de cáncer. Durante la adolescencia me venía la idea en la cabeza de que si ellos desaparecieran de mi vida, sería mucho más feliz (Mi padre tenía problemas con el alcohol y era un maltratador, y mi madre tenía unos métodos de educar muy violentos, a parte de que era una persona bastante fría y retorcida. Desde los 10 años estuve viviendo solo con mi madre con custodia compartida con mi padre a partir del momento en que él estuvo un mes en la cárcel).

Ahora mismo estoy matriculado en un grado universitario. Es el primer año que estudio en la universidad, pero desde que hemos empezado a hacer clases online (principios de octubre) he perdido el hilo de las clases, ya que no me conecto nunca.

A pesar de haberme sacado el título del bachillerato (habiendo repetido un curso), o de haber aprobado la selectividad, subiendo la nota al año siguiente, pienso que con mi actitud de vago y cómodo no voy a satisfacerme profesionalmente. Siempre he sido un vago, pero en ocasiones he seguido un ritmo de vida que me ha llevado a obtener resultados satisfactorios.

Por ejemplo, nunca fui de estudiar, hasta que, tras repetir un curso en bachillerato, me puse a hacerlo una semana antes del examen. Me tumbaba en la cama y me ponía a repasar contenido académico de la libreta, memorizándolo. Siempre aprobaba.

El motivo de que decidiera hacer eso era porque quería sacarme ese título, y no desistir como hicieron prácticamente todos mis amigos. Ahora quiero estudiar la carrera que “estudio” para entender nuestro comportamiento antropológico y social, con el fin de transformar la realidad que vivimos actualmente (me considero bastante solidario, y creo que los problemas que tienen muchas personas por su condición social, también me afectan a mí, pues me pueden pasar tarde o temprano, y en esos momentos es necesaria una ayuda).

Mis aficiones son dibujar y componer música. Hace años también escribía historias, pero ahora, por el momento, lo he dejado de lado. En vez de eso, escribo artículos en un blog siempre que me entra la inspiración. Me encantaría poder vivir de todo esto, sin atarme a ningún contrato que me obligue a hacer mi trabajo como a otras personas les convenga, pero con el ritmo que tengo, no creo que consiga ni siquiera un contrato.

A veces no tengo ganas ni de ver Netflix, que se supone que es lo que hacemos los perezosos. Soy más de ver vídeos de humor en YT, pornografía, noticias en Instagram, twitter o la sección de noticias del móvil. Estos últimos días me estoy metiendo más en foros.

Paso más tiempo satisfaciéndome de forma irresponsable, rápida, fácil y cómoda, que haciendo cosas que me llenan de verdad, como dibujar, escribir, leer, hacer ejercicio físico o estudiar. Con estas últimas cosas hago procedimientos mucho más lentos. Para terminar un dibujo me paso como 8 meses, llevo 2 años leyéndome un libro de 400 páginas (voy por la 200), hace casi medio año que no hago ejercicio, hay muchos temas que me gustaría escribir pero nunca los termino. De hecho, nunca he terminado ninguna historia que haya decidido empezar por mí mismo: cuando era pequeño, hacía cómics, con una historia, un hilo y un sentido. Pensaba en cómo desarrollarlos y en cómo terminarlos, pero nunca los terminé. Con unos 13 años empecé a escribir una historia, continué escribiéndola con 16 pero no he vuelto a poner nada nuevo, excepto algunas correcciones.

Mi idea durante estos meses era y es dedicarme a la carrera, y tratar de comprobar si podría compaginármela yendo a una autoescuela para sacarme el carnet de conducir. También tengo responsabilidades y cosas pendientes a nivel burocrático: vender el coche de mi madre, la moto de mi padre, pagar unas multas... y mi falta de empeño me impide hacer todo esto.

RespuestaCitar
Topic starter Respondido : 30/11/2020 12:50 pm
Etiquetas del tema
Juan
 Juan
(@freud)
Miembro honorable

@adroro Buenos días y gracias por escribir. Antes de nada, decirte que lo siento por la perdida de tus padres. Comentas que antes de que fallecieron tu pensamiento era de que sin ellos serías más feliz. ¿Ahora que ya no están, como te sientes ante la perdida? La paternidad depende de para cada persona, puede significar una cosa. Por ejemplo en tu caso, aunque cuentas que tus padres tuvieron muchos problemas personales y no te sentiste querido, lo mismo ellos no supieron hacerlo mejor. Me refiero que ellos querían tenerte y luego por todos esos problemas de pareja, personales de cada uno, no supieron como ser buenos padres para ti, por verse en vueltos en tantas cosas malas. Puede que a su manera, aunque no supieron demostrarlo no querían ningún mal para ti, solo fuiste una víctima inocente y un daño colateral de su fuego cruzado. Esa falta que comentas de aptitud y motivación, también puede venir derivada de no haber sentido por parte de tus padres un apoyo, esos ánimos que uno necesita, esa palmada en la espalda, de hijo tú puedes, ánimo con los estudios etc. Hacer ese duelo, aceptar lo que paso he de intentar entender todo lo desagradable que aconteció en sus vidas. Con respecto a la motivación, debes saber lo que realmente quieres hacer, los estudios que realmente te hagan feliz y te llenen. Eres muy joven y tienes toda la vida por delante. Según cuentas, tienes un montón de cualidades buenas, dibujar, componer música, escribir. El tema de la música yo lo valoro mucho, de joven crecí rodeado de músicos y sé lo difícil que es componer. El sacrificio, muchas horas, días, semanas en casa, en el estudio. Yo por mi parte te lo vuelvo a repetir, cualidades no te faltan, capacidad de estudio tampoco, sensibilidad para escribir, componer, dibujar, eres todo un artista, ja, ja. Lo más importante es luchar por tus sueños, alcanzar tus metas, no me cabe ninguna duda de que puedes conseguir lo que te propongas y que lo que decidas hacer seas feliz, es lo más importante. Yo te animó a que te pongas las pilas a tope, te motives, te pongas hacer todas esas cosas que tienes pendiente y yo siempre lo digo, tu único límite eres tú, puedes conseguir hasta el infinito y más allá. Un abrazo fuerte y sigue escribiendo y nos cuentas.

RespuestaCitar
Respondido : 30/11/2020 1:43 pm
Juan
 Juan
(@freud)
Miembro honorable

@adroro También te dejo unas pautas, que espero que te puedan servir. Aléjate de mi, desmotivación: 5 consejos que te levantarán el ánimo

Son claves para recuperar la ilusión por las cosas cotidianas. O bien para buscar nuevas metas que nos devuelvan las ganas por pelear en el trabajo, la vida y las relaciones.

¿Recuerdas cómo hace años contabas con impaciencia las horas que faltaban para el fin de semana, lo mucho que te apetecía salir con los amigos, ver a tu novio o acudir a una fiesta? ¿Y cómo te involucrabas en los proyectos, cuánta energía ponías en las cosas? Ahora todo te da pereza. Te sientes cansada para todo y nada te ilusiona. Desde fuera no tienes ningún problema, puede que tengas un marido perfecto, unos hijos adorables y un buen trabajo. Pero en la intimidad sientes que todo te aburre.

La desmotivación es la gran epidemia del siglo XXI. No es grave en sí misma pero sí es un atajo que conduce a la depresión. O, como poco, a robarnos la ilusión y a pintarnos la vida de gris. Desde El Prado Psicólogos apuntan cinco causas distintas para esa apatía:

  • El miedo a fracasar, al dolor...
  • La presión social: cuando no actuamos movidos por nuestros propios deseos sino por obligación o para complacer a terceros pronto perdemos fuelle
  • Nuestras necesidades, que han cambiado pero seguimos manteniendo las mismas metas. Esto es habitual tras varios años de matrimonio o cuando llevas varios años desempeñando las mismas funciones en el trabajo 
  • Ausencia de metas claras, es decir, actuamos por inercia, porque todo el mundo lo hace, sin pensar si nos ilusiona o no
  • Falta de desafíos que nos dejen mostrar todo nuestro potencial: Por ejemplo ese jefe que no te deja poner en práctica tus ideas
     

Lo primero es ser realistas: la vida no siempre es emocionante. Habrá períodos intensos, como cuando nos enamoramos o cuando nos acaban de encargar un nuevo proyecto, y rachas de velocidad de crucero. Lo importante es no perder fuelle, analizar qué nos está pasando y buscar nuevas metas motivadoras.
 

1. Haz un parón.

La vida a veces es como un ordenador: cuando se bloquea hay que apagar y volver a encender. O como los coches de hace años cuando se calentaban: déjalo enfriar. ¿Te aburre a morir el trabajo? ¿Sientes que no haces otra cosa aparte de informes intrascendentes? ¿Llevas tiempo sin encontrar una idea genial? Aprende a desconectar del trabajo en cuanto salgas de la oficina. Hacer deporte ayuda a desconectar y a aclarar ideas. Muchos grandes ejecutivos o estadistas salen a correr en algún momento del día para airear la cabeza. Que el bloqueo en una parte de tu vida no se convierta en un bloqueo general.
 

2. Recuerda por qué empezaste

¿Has perdido la ilusión que tenías en el primer curso de la carrera? ¿Ya no sientes lo mismo por tu pareja? Haz un flash back: evoca aquellos primeros días, qué te movía a hacer las cosas, recupera los motivos que te pusieron en el camino para volver a conectar con tus desafíos personales. Si a Darth Vader le funcionó después de casi morir en la lava, tú no vas a ser menos.
 

3. Céntrate en lo positivo

Los días tienen su noche. Y que levante la mano el emprendedor que no haya fracasado alguna vez (hasta Bill Gates o Steve Jobs tuvieron sonoros fracasos que acabaron incluso en despido). En los malos tiempos ten muy presente tus triunfos: si lo lograste una vez, puedes volver a hacerlo. Escríbelos en un post-it si es necesario y reléelos cuando te sientas alicaída.
 

4. No te compares con los demás

En este mundo hay top models, atletas olímpicos y premios Nobel. Son unos pocos. El resto intentamos dar la talla lo mejor posible con arreglo a nuestras posibilidades. Comparar tus progresos con los grandes solo te llevará a frustrarte. Deja de compararte y toma como referencia cómo eras antes. Si has mejorado –has adelgazado, consigues seguir todas las rutinas de una clase de crossfit, empiezas a soltarte a hablar en inglés…– siéntete orgullosa de ti misma. Y mañana, a por un peldaño más. 
 

5. Ponte nuevos retos

De acuerdo, tu trabajo es aburrido y alienante, pero lo necesitas para llegar a fin de mes. ¿Qué tal aprender fotografía, a bailar flamenco o a hacer surf? Cuanto más disparatado sea el reto, más te ayudará a olvidarte de lo que te tiene aburrida.

RespuestaCitar
Respondido : 30/11/2020 1:44 pm
Vega Marcos
(@vega-marcos)
Miembro estimado

Hola @adroro

Gracias por escribir en el foro. Siento mucho que hayas tenido una relación difícil con tus padres. Esto puede complicar el proceso de duelo ya que pueden surgir sentimientos encontrados hacia ellos. 

Enhorabuena por haber sacado el bachillerato y la selectividad, es un mérito y un gran logro. No es fácil y menos en circunstancias tan difíciles. Felicidades también por haber comenzado una carrera. Es maravilloso que te motive aprender y que tengas el objetivo de ayudar a los demás. Trata de marcarte unos horarios de estudio y organizarte en función de la carga de trabajo para, poco a poco, sentirte más motivado para estudiar. 

Es normal que te sientas agobiado, veo que tienes muchos frentes abiertos (autoescuela trámites pendientes, estudio...). Entiendo que el tener tantos asuntos que resolver puede hacer que sientas bloqueado. Mi consejo es que ordenes todos estos asuntos por orden de prioridad en función de la importancia y de la urgencia y, después, que te marques unos días y horarios concretos en los que puedes hacerlos. De esta manera es más sencillo pasar a la acción y movilizarse.

¿Tienes algún familiar o amigo cercano que te pueda ayudar?

Tengo la sensación de que tienes muy interiorizada la idea de que eres un vago. ¿De dónde surge esta idea? ¿Quién te ha dicho que eres un vago o que te comportas como tal?

Un abrazo.

RespuestaCitar
Respondido : 01/12/2020 10:25 am
Juan me gusta
Adroro.
(@adroro)
Nuevo miembro
Respondido por: @freud

@adroro Buenos días y gracias por escribir. Antes de nada, decirte que lo siento por la perdida de tus padres. Comentas que antes de que fallecieron tu pensamiento era de que sin ellos serías más feliz. ¿Ahora que ya no están, como te sientes ante la perdida? La paternidad depende de para cada persona, puede significar una cosa. Por ejemplo en tu caso, aunque cuentas que tus padres tuvieron muchos problemas personales y no te sentiste querido, lo mismo ellos no supieron hacerlo mejor. Me refiero que ellos querían tenerte y luego por todos esos problemas de pareja, personales de cada uno, no supieron como ser buenos padres para ti, por verse en vueltos en tantas cosas malas. Puede que a su manera, aunque no supieron demostrarlo no querían ningún mal para ti, solo fuiste una víctima inocente y un daño colateral de su fuego cruzado. Esa falta que comentas de aptitud y motivación, también puede venir derivada de no haber sentido por parte de tus padres un apoyo, esos ánimos que uno necesita, esa palmada en la espalda, de hijo tú puedes, ánimo con los estudios etc. Hacer ese duelo, aceptar lo que paso he de intentar entender todo lo desagradable que aconteció en sus vidas. Con respecto a la motivación, debes saber lo que realmente quieres hacer, los estudios que realmente te hagan feliz y te llenen. Eres muy joven y tienes toda la vida por delante. Según cuentas, tienes un montón de cualidades buenas, dibujar, componer música, escribir. El tema de la música yo lo valoro mucho, de joven crecí rodeado de músicos y sé lo difícil que es componer. El sacrificio, muchas horas, días, semanas en casa, en el estudio. Yo por mi parte te lo vuelvo a repetir, cualidades no te faltan, capacidad de estudio tampoco, sensibilidad para escribir, componer, dibujar, eres todo un artista, ja, ja. Lo más importante es luchar por tus sueños, alcanzar tus metas, no me cabe ninguna duda de que puedes conseguir lo que te propongas y que lo que decidas hacer seas feliz, es lo más importante. Yo te animó a que te pongas las pilas a tope, te motives, te pongas hacer todas esas cosas que tienes pendiente y yo siempre lo digo, tu único límite eres tú, puedes conseguir hasta el infinito y más allá. Un abrazo fuerte y sigue escribiendo y nos cuentas.

Hola, Juan, gracias por tu atención y perdón por responder ahora.

 

Claramente, desde que mis padres no están, me siento más libre y menos presionado (ahora la presión me la pongo yo y en cierto modo la sociedad). Hay que tener en cuenta que mis padres no me ayudaron mucho a progresar y a quererme, que es lo más importante. En vez de eso, me presionaban para que estudiara, para evitar acabar viviendo debajo de un puente o siendo un Nini. Quizá ellos pensaban que haciéndome eso me motivaban para estudiar, pero me creaba mucho miedo, y sus métodos para que me “pusiera las pilas” no eran muy integrales. A día de hoy sigo teniendo bastante interiorizado el temor a quedarme sin absolutamente nada. Aunque, bueno, creo que todos estamos con ese miedo viviendo como vivimos.

Como bien comentas, lo conveniente hubieran sido esos “Vamos, que tú puedes”, más que las hostias que recibía por no saber multiplicar o dividir, o los sentimientos de culpabilidad y desmoralización que recibía diciéndome que no llegaría a ser nada en mi vida. Sé que no lo hacían con mala fe, ellos querían lo mejor para mí, pero eran unos pésimos educadores.

Valoro muchísimo tus últimas líneas, respecto a mis trabajos personales voy poco a poco, como siempre. Hago lo que hago sobretodo por concienciar, hacer pensar a la gente. Mis dibujos, canciones, publicaciones en blogs... pretendo estimular el sentido crítico de las personas y eso es lo que me hace feliz, sobretodo cuando los demás comparten sus ideas, opiniones y críticas. Cuando siento que no llego de la forma que espero llegar, me siento un poco mal, y supongo que eso provoca que no tenga el ritmo que me gustaría tener a la hora de componer o dibujar.

RespuestaCitar
Topic starter Respondido : 19/12/2020 2:37 am
Juan me gusta
Adroro.
(@adroro)
Nuevo miembro
Respondido por: @freud

@adroro También te dejo unas pautas, que espero que te puedan servir. Aléjate de mi, desmotivación: 5 consejos que te levantarán el ánimo

Son claves para recuperar la ilusión por las cosas cotidianas. O bien para buscar nuevas metas que nos devuelvan las ganas por pelear en el trabajo, la vida y las relaciones.

¿Recuerdas cómo hace años contabas con impaciencia las horas que faltaban para el fin de semana, lo mucho que te apetecía salir con los amigos, ver a tu novio o acudir a una fiesta? ¿Y cómo te involucrabas en los proyectos, cuánta energía ponías en las cosas? Ahora todo te da pereza. Te sientes cansada para todo y nada te ilusiona. Desde fuera no tienes ningún problema, puede que tengas un marido perfecto, unos hijos adorables y un buen trabajo. Pero en la intimidad sientes que todo te aburre.

La desmotivación es la gran epidemia del siglo XXI. No es grave en sí misma pero sí es un atajo que conduce a la depresión. O, como poco, a robarnos la ilusión y a pintarnos la vida de gris. Desde El Prado Psicólogos apuntan cinco causas distintas para esa apatía:

  • El miedo a fracasar, al dolor...
  • La presión social: cuando no actuamos movidos por nuestros propios deseos sino por obligación o para complacer a terceros pronto perdemos fuelle
  • Nuestras necesidades, que han cambiado pero seguimos manteniendo las mismas metas. Esto es habitual tras varios años de matrimonio o cuando llevas varios años desempeñando las mismas funciones en el trabajo 
  • Ausencia de metas claras, es decir, actuamos por inercia, porque todo el mundo lo hace, sin pensar si nos ilusiona o no
  • Falta de desafíos que nos dejen mostrar todo nuestro potencial: Por ejemplo ese jefe que no te deja poner en práctica tus ideas
     

Lo primero es ser realistas: la vida no siempre es emocionante. Habrá períodos intensos, como cuando nos enamoramos o cuando nos acaban de encargar un nuevo proyecto, y rachas de velocidad de crucero. Lo importante es no perder fuelle, analizar qué nos está pasando y buscar nuevas metas motivadoras.
 

1. Haz un parón.

La vida a veces es como un ordenador: cuando se bloquea hay que apagar y volver a encender. O como los coches de hace años cuando se calentaban: déjalo enfriar. ¿Te aburre a morir el trabajo? ¿Sientes que no haces otra cosa aparte de informes intrascendentes? ¿Llevas tiempo sin encontrar una idea genial? Aprende a desconectar del trabajo en cuanto salgas de la oficina. Hacer deporte ayuda a desconectar y a aclarar ideas. Muchos grandes ejecutivos o estadistas salen a correr en algún momento del día para airear la cabeza. Que el bloqueo en una parte de tu vida no se convierta en un bloqueo general.
 

2. Recuerda por qué empezaste

¿Has perdido la ilusión que tenías en el primer curso de la carrera? ¿Ya no sientes lo mismo por tu pareja? Haz un flash back: evoca aquellos primeros días, qué te movía a hacer las cosas, recupera los motivos que te pusieron en el camino para volver a conectar con tus desafíos personales. Si a Darth Vader le funcionó después de casi morir en la lava, tú no vas a ser menos.
 

3. Céntrate en lo positivo

Los días tienen su noche. Y que levante la mano el emprendedor que no haya fracasado alguna vez (hasta Bill Gates o Steve Jobs tuvieron sonoros fracasos que acabaron incluso en despido). En los malos tiempos ten muy presente tus triunfos: si lo lograste una vez, puedes volver a hacerlo. Escríbelos en un post-it si es necesario y reléelos cuando te sientas alicaída.
 

4. No te compares con los demás

En este mundo hay top models, atletas olímpicos y premios Nobel. Son unos pocos. El resto intentamos dar la talla lo mejor posible con arreglo a nuestras posibilidades. Comparar tus progresos con los grandes solo te llevará a frustrarte. Deja de compararte y toma como referencia cómo eras antes. Si has mejorado –has adelgazado, consigues seguir todas las rutinas de una clase de crossfit, empiezas a soltarte a hablar en inglés…– siéntete orgullosa de ti misma. Y mañana, a por un peldaño más. 
 

5. Ponte nuevos retos

De acuerdo, tu trabajo es aburrido y alienante, pero lo necesitas para llegar a fin de mes. ¿Qué tal aprender fotografía, a bailar flamenco o a hacer surf? Cuanto más disparatado sea el reto, más te ayudará a olvidarte de lo que te tiene aburrida.

Supongo que si socialmente se valorara más el arte, trabajaría en ello mucho más a menudo. Pero en esta sociedad pasa a segundo plano, como todo lo que alimenta la vida, así que la causa de “Falta de desafíos que me dejen mostrar todo mi potencial” parece que se adapta más.

Respondiendo a cada punto de estas pautas:

1. Es cierto que hace tiempo que no hago ejercicio físico. Puede servirme de ayuda para sentirme bien, pero no me empuja a llevar a cabo mis aficiones. Lo tengo comprobado.

2. Lo que me movía y me mueve a hacer las cosas es el feedback de la gente, como ya te he comentado en el otro mensaje. No tiene que ver con una aprobación, como se podría malinterpretar, sino con un estímulo que provoco con mis obras. Cuando recibo comentarios me pongo muy contento.

3. Estoy muy de acuerdo. En la vida a veces triunfamos y recibimos reconocimiento (como ya he experimentado durante mis años en el bachillerato), pero otras veces nos estancamos y perdemos el interés por hacer lo que nos hace felices, como me pasa a mí ahora.

4. Muy buen punto. Cada uno vive su vida, no podemos esperar a ser como otras personas porque es imposible.

RespuestaCitar
Topic starter Respondido : 19/12/2020 3:02 am
Adroro.
(@adroro)
Nuevo miembro
Respondido por: @vega-marcos

Hola @adroro

Gracias por escribir en el foro. Siento mucho que hayas tenido una relación difícil con tus padres. Esto puede complicar el proceso de duelo ya que pueden surgir sentimientos encontrados hacia ellos. 

Enhorabuena por haber sacado el bachillerato y la selectividad, es un mérito y un gran logro. No es fácil y menos en circunstancias tan difíciles. Felicidades también por haber comenzado una carrera. Es maravilloso que te motive aprender y que tengas el objetivo de ayudar a los demás. Trata de marcarte unos horarios de estudio y organizarte en función de la carga de trabajo para, poco a poco, sentirte más motivado para estudiar. 

Es normal que te sientas agobiado, veo que tienes muchos frentes abiertos (autoescuela trámites pendientes, estudio...). Entiendo que el tener tantos asuntos que resolver puede hacer que sientas bloqueado. Mi consejo es que ordenes todos estos asuntos por orden de prioridad en función de la importancia y de la urgencia y, después, que te marques unos días y horarios concretos en los que puedes hacerlos. De esta manera es más sencillo pasar a la acción y movilizarse.

¿Tienes algún familiar o amigo cercano que te pueda ayudar?

Tengo la sensación de que tienes muy interiorizada la idea de que eres un vago. ¿De dónde surge esta idea? ¿Quién te ha dicho que eres un vago o que te comportas como tal?

Un abrazo.

Hola, Vega, gracias por tu respuesta e interés y lo siento por responder tan tarde.

Verás, el tema de los horarios de estudio, trabajo y tareas, y la lista de cosas pendientes lo tengo presente siempre jajajaja. Cuando, a principios de este año, me di cuenta de la cantidad de cosas que debía y quería hacer, y que muchas veces me paso por alto una por querer hacer la otra, me hice una lista de cosas pendientes por hacer en general. En esta se incluyen cosas que debo resolver lo más pronto posible, como el cambio de nombre de la moto de mi padre, y cosas que quiero hacer cualquier día antes de morir, como saltar en paracaídas. Tengo una libreta especial para organizarme en general, y en una hoja tengo un cuadro de horarios elaborado a partir de buscar cuáles son las mejores horas para hacer cada cosa (como ducharse, estudiar o hacer ejercicio) y adaptado a mi vida académica.

Cuando me siento motivado, dibujo los días de la semana en la que estoy y apunto las cosas que quiero hacer durante los próximos días.

¿Cuál es el problema de esta organización tan minuciosa y preparada? Que no suelo aplicarla. La alarma me suena a una hora concreta de la mañana para aprovechar bien el día (9.30) que, según estudios, es la hora más conveniente para levantarme, por la edad que tengo. Sin embargo, acostumbro a volver a acostarme porque justo estaba soñando algo muy chulo. Luego, durante el resto del día no suelo hacer muchas cosas productivas.

Como ves, me resulta difícil pasar a la acción y movilizarme. Me falta disciplina. Por eso digo que soy un vago. Claramente, mis padres me lo repetían siempre, que era un gandul, y mi madre que era un gandul apestoso (un adjetivo típico de su país, me lo decía en su idioma).

Tengo contacto con mi familia, pero no creo que ellos me puedan ayudar.

RespuestaCitar
Topic starter Respondido : 19/12/2020 3:17 am
Juan
 Juan
(@freud)
Miembro honorable

@adroro Buenas tardes y me alegro saber de ti. Bueno poco a poco, vas a ir avanzando en la vida ya lo verás. El miedo y los temores en algún momento es normal, los tenemos todos, lo más importante es seguir luchando y tirando hacia delante. Al final aunque duela, el pasado, es pasado como dice la frase y no puedes hacer nada por cambiarlo. Pero tu futuro si, eso está en tus manos y tú eres el dueño de lo que quieras ser y como serlo. Con solo 21 años, estas a tiempo de hacer de todo en esta vida, si algún día quieres formar una familia, inculcarle a tus hijos los valores que te hubiera gustado que tus padres te hubiesen dado o el trato. Entiendo lo que dices con respecto a tus obras. Tenemos que aprender en cierta manera a convivir con esa frustración. Muchas cosas que hagas, les gustara a mucha gente y otros dirán que no. De la misma forma, que a ti tampoco te gustarán las obras de otros. Quédate siempre, que te gusta a ti y la gente que te sigue y te apoya. Críticos y criticones, siempre van a existir, ja, ja, ja. También la envidia es muy mala y cuando una persona destaca como tú, otros no aguantan eso. Yo te animó desde aquí, a mostrarnos parte de tus obras y cosas, que las podamos ver, las puedas compartir con nosotros. Lo dicho, sigue buscando tus motivaciones, todo lo que te haga feliz, no te desesperes, ni quieras correr mucho, la vida es una carrera de fondo, con tranquilidad, logrando pequeñas metas. ¡Un abrazo y sigue escribiendo y a ver ese arte!

RespuestaCitar
Respondido : 19/12/2020 6:24 pm
JacoboFe
(@jacobofe)
Miembro reputado

@adroro . Tienes que activarte física y mentalmente.

Evidentemente te tienes que desapegar de internet. Tiene que haber un cambio conductual si quieres rendir.

Hoy en día el estudiante lo tiene difícil con todas las distracciones. Te pongo un enlace a un artículo que escribí hace algún tiempo :

http://formadoratenerife.blogspot.com/2020/01/saturacion-por-exceso-de-medios-y-por.html

La lucha tiene que ser integral. Revisar descanso-alimentación-deporte y ocio. Pero no ocio a través de redes sociales. Ocio en carne y hueso (me río porque estamos en un momento que no es fácil de lograrlo...)

veo que hay un trasfondo familiar importante que tienes que superar también. Prepárate para la acción con todas tus armas en positivo. Y si ves que no logras el primer despegue busca una ayudita por ahí.

De un psicólogo por ejemplo. Pero si puedes evita la típica ayuda psico analítica de interpretar toda tu vida. Porque eso es muy largo. Vete al grano de cambiar de conducta. Hay que hacer cosas y estás en la  edad en que debes hacerlas. Descansar es lo primero, aprovechar tu juventud y palante.

suerte !

 

 

Ayudar es ayudarte.
jacobofe.tenerife@gmail.com

RespuestaCitar
Respondido : 19/12/2020 8:02 pm
Compartir: