Forum

Avisos
Limpiar todo

No fuy una buena madre y la culpa no me deja vivir

Zoy
 Zoy
(@zoy)
Nuevo miembro

Hola, tengo 40 años y a mis hijos los tuve cuando tenía 18 y 21 respectivamente, hoy uno de 22 y el otro de 19,  y fueron de mi primer y único novio hasta ese momento el cual nunca se hizo responsable de ellos mucho menos de mi, yo viví con mi mamá durante algunos años y después me independise, sinceramente relativamente ya que yo dependia de ella para muchas cosas como que me apoyará con una de las comidas y cuidara de uno de mis hijos que ya tenía 4 años a los dos los lleve a la guardería infantil, no sé si aya se diga igual, entran desde los 40 días de nacidos hasta los 4 años, yo trabaja ahy así que un año yo y mis hijos estubimos ahy yo trabajando y ellos en sus aulas, trabaje ahy durante 6 años mis hijos salieron de ahy al jardín de niños los dos y después a la primaria, mientras mi mamá me apoyaba cuando ellos ya no estaban en la guardería, tuvieron varias carencias yo estaba sola y el único y gran apoyo era mi mamá que era viuda y tenía 2 hijos más, mi hermano de 8 o no recuerdo bien que edad  y mi hermana de 13, fue difícil para todos, yo pasaba el tiempo trabajando y mi mamá también, ella los atendía en la mañana y yo en la tarde, si que yo inmadura no les ponia atención, siempre fuy depresiva desde niña y mi situación fue triste, el papá de mis hijos nunca estubo con nosotros en su totalidad siempre iba y venía el era más grande que yo y cuando salí embarazada de mi segundo hijo se casó con otra mujer por qué también estaba embaraza y a todo el mundo le dijo que mi hijo no era de el, mi hijo el mayor es blanco de ojos azules, y cuando nació mi hijo pequeño fue moreno claro y de ojos cafés, así que la gente y el inmediatamente duraron de mi y sentí un gran rechazo asia mi hijo que creció  cuando al final por ley les dió pensión y pidió verlos dijo que yo no lo dejaba verlos y era verdad por qué solo iba por mi hijo el mayor a la casa para llevárselo y poder pasar tiempo con el y solo se llevaba a mi hijo el mayor por qué su esposa no le permitía llevar a mi hijo el menor y el así lo hacía,  así que mi hijo se quedaba solo mirando llorando por la ventana como su hermanito y su papá se iban contentos y el no, está fue una etapa triste para mí llena de coraje y tristeza mucha tristeza por mi hijo tome la desicion de no dejarse los ver 

 Así cuando fuimos al juzgado se quejo de esto con la juez antes de pedir la prueba de ADN durante esa audiencia está prueba fue una solicitud de  parte de la familia  de su esposa, el lo registró a  mis hijos con su apeido sin proble así que estaba consiente que yo no era una mujer que hiciera algo así así que ante la juez se retracto y acepto que mis hijos los dos eran sus hijos, pero durante toda su infancia siempre uno está clase de rechazo hacia mi hijo menor, cuandois hijos tenían uno 5 y el otro 8 volví a tener pareja y me enfoque en mi nueva relación durante este tiempo no fuy una buena mamá no atendía a mis hijos al 100, no me preocupaba por sus tareas, ni por su cuidado, le dejaba la responsabilidad a mi mamá igual durante las mañana y yo me desentendida de ellos durante la tarde, se la pasaba en la calle o con sus amiguitos en sus casas,mi relación no fue del todo buena mi pareja siempre tubo problemas con sus negocios y los fines de semana eran de fiesta y vino el no tenía hijos ni compromiso teníamos 27 años, en 2 años ya estábamos viviendo juntos con un montón de problemas entre ellos lo económico y que decir de esos dos niños, lo recuerdo y no puedo creer que nivel de inconsciencia de mi parte y como fuy capaz de cambiarlos por una pareja, tube un hijo más viví mi embarazo muy bonito hermoso y mi hijo fue muy deseado, pasábamos rachas muy buenas, buenas y malas pero mi hijo fue muy deseado y ahora la atención no solo fue hacia mi pareja si no hacia este nuevo hijo, lloro de pensar que sentían mis hijos y que nivel de desproteccion y soledad vivían esos dos niños lloro mucho lo recuerdo y me quiero morir, quisiera regresar el tiempo, quisiera saber y ser lo que soy hoy, me he esforzado mucho por ser una madre diferente y siempre fuy una mujer ejemplar y trabajadora, solo esas dos parejas tube, pero no fuy una buena madre y ahora mis hijos me lo reclaman y me lo dicen, los dos fuman marihuana, y mi hijo el de 19 tiene problemas con otras drogas no quisieron seguir estudiando, y mi hijo mayor se hizo muy fuerte de carácter muy estricto con el y los demás y siempre pensando el tener cosas materiales y amigos con dinero, trabajador pero nunca tiene un trabajo estable ni busca tener un mejor trabajo, quiere estudiar pero cuando lo he ayudado o comienza algo lo deja y me reclama por no apoyarlo y el otro no el de 19 es inmaduro para su edad aveces me parece ver al niño de 8 o 10 años , es muy amoroso y comprensible, me quiere mucho tenemos una relación amor odio muy tóxica no trabaja no estudia no hace nada solo dormir y salir a la calle  aún que es solitario se la pasa drogadol, trabaja y abandona  los trabajas y estudia y deja las escuelas nada termina todo a medias lo he lleve al psicologo cuando tenía 14 o 15 y solo se burlaba de todo lo que yo hacía para ayudarlo lo metí al un centro de rehabilitación dos veces fuy muy devastador por qué me dijo que los maltrataba rl tenía 15, se enfermo ahy de asma y un problema de los pulmones que creí que se moría, me he enfocado en tratar de ayudarlo y nunca logro ayudarlo tuve problemas con mi pareja nos separamosen parte por los problemas con mi hijo y los problemas de el, un total desastre nuestra familia me fuy a vivir a otra ciudad por los problemas de mi pareja y sus negocios, me traje a mis hijos conmigo y aquí comenzó todo lo que les cuento de mis hijos sobre las drogas y su adolescencia, por fin creí que le quite una carga a mi mamá, pero la mía está muyyy pesada no sé que más hacer, hace poco mis hijos comenzaron a faltarme al respeto con sus comentarios irientes y llenos de odio y resentimiento y aún que se que esto no está nada pero nada bien, siento merecer esto por qué no les di nada cuando lo necesitaron, no tuvieron una mamá para defenderlos de los que abusaron de ellos de muchas formas ya que cuando un niño es descuidado pasan muchas cosas a su alrededor, eso me mata me llena de odio hacia mi misma y no logro entender que pasa por mi mente en aquel momento y en este no sé que hacer estoy triste amargada subí 40 kg de peso y me operaron 3 veces en una me quitaron la vecicula y las otras para quitarme un ovario y por último la matriz, ""no soy buena mamá no debí tener hijos no debí de ser mujer las mujeres sufrimos mucho y me odio me odio a mi misma por no saber la forma de actuar ni de ser de una verdadera mamá "". Esto grita mi CUERPO, Ano me juzguen por favor, AYUDRNME ya no se que más hacer conmigo y mis hijos y tengo miedo mi hijo de 10 años ya está creciendo y tengo mucho miedo de pensar que con el también falle.

RespuestaCitar
Topic starter Respondido : 20/05/2021 2:32 am
JacoboFe
(@jacobofe)
Miembro prominente

Son hijos ya grandes.

Una de las cosas más difíciles de entender por las personas es que los hijos nacen inicialmente en el seno de una célula familiar. Cuando se separan siempre es más complicado, difícil, menos grato, que hacerlo en una familia integrada.

No se trata de juzgar, capacidad por otra parte inexistente en este foro , sino de la mera opinión. Así que el juicio de valor te corresponde principalmente a ti centrándote en ti misma.

Perdonarte cualquier falta es interesante para ti, y muestra de tu humanidad. Recuerda tus momentos de entrega.

 

 

VIDEOS SELECTOS AUTOAYUDA
Viaje por tu mente y cuerpo en Somos Psicólogos (SP) - Cine en SP - Chistes en SP
Música en SP - Artefactos y potingues de Jacobo Fe en SP - Software Autoayuda en SP
HABILIDADES SOCIALES Necesito Ayuda Lecturas recomendadas en SP
Cuida tu Autoestima en SP RelacionARTE
DecidARTE o DecidIRTE

Visita los enlaces de más arriba para disfrutar de tu vida intensamente. El placer es cosa tuya.

RespuestaCitar
Respondido : 22/05/2021 10:46 am
.
 .
(@freud)
Noble miembro

@zoy Buenas tardes y gracias por compartir tu historia. En la vida se comenten errores, no somos perfectos. No puedes culparte de todo de esta forma tan dañina para ti. Las cosas salieron así, eras joven, no recibiste la ayuda necesaria y estuviste muy sola en este proceso. Además tenías que trabajar, sobre todo sobrevivir y tu ex se portó de una manera horrible. No has tenido una vida fácil y unos recursos limitados. Aún estás a tiempo de poder hacer una vida plena. Solo tienes 40 años y una vida entera por delante. Más allá de tus hijos, es muy importante pensar en ti. Ser un poco egoísta y ver tus necesidades como mujer y persona. Lo hiciste lo mejor que pudiste. Cuando eres madre, no te dan un carné como el de conducir, ni unas clases, de cómo ser la madre perfecta. Las cosas salen como salen en la vida y no podemos elegir el destino. No te martirices más y ten una charla más profunda con tus hijos. Dile que los quieres, pero no pudiste hacer más. Si ellos saben la verdad, como los sacaste adelante, no tendrían forma de echarte nada en cara. Estabas sola, trabajando, el padre un viva la vida y un despreocupado. ¿Qué más podías hacer? Eres una superviviente y te mereces una segunda oportunidad en la vida. Quedándote anclada en el pasado, regocijarse en el dolor y el sufrimiento, no te van a ayudar en nada. Perdónate a ti misma y sigue luchando. La vida en muchas ocasiones nos pone a prueba, no queda más camino que levantarse y seguir. Tus hijos de momento han elegido el suyo, son mayores y están en el mismo derecho de poder tener errores y equivocarse y rectificar. Como te decía estás a tiempo de dar un giro a tu destino. Retomar tu vida, centrarte, cuidarte, bajar ese exceso de peso, trabajar, volver a encontrar una persona. El tema de tus hijos es duro, les diste  la vida y los criaste como pudiste. No viene un manual de cómo ser una buena madre. Las cosas salen así. Yo te mando un abrazo fuerte y por favor no te abandones.

RespuestaCitar
Respondido : 22/05/2021 12:55 pm
.
 .
(@freud)
Noble miembro

@zoy Parece que las personas buscamos cualquier pretexto para ponernos en “modo lucha”. Actualmente, se ha creado una guerrilla en torno a la figura de la maternidad (o más bien de la mala madre) que, como viene siendo habitual, a la única que perjudica es a la propia mujer.

 

Lo peor de todo es que somos las propias mujeres y madres las que nos hacemos daño entre nosotras, juzgándonos de forma muy dura dependiendo de cómo actuemos con nuestros hijos. Para muchas ese es el criterio que vale, la única forma correcta de proceder, y los demás son censurables.Es verdad que han existido, existen y existirán, desgraciadamente, madres que abandonan a sus hijos o son negligentes. Incluso en estos casos, tampoco deberíamos tachar a la mujer de mala madre, sino más bien de ser una mujer con problemas, equivocada, que ha tomado una decisión en su vida errónea y que no sabía hacerlo de otra forma en ese momento.Lo cierto es que son estas mujeres las primeras que no son felices y las primeras que tendrán que cargar con el peso de su decisión toda su vida. No obstante, este es un extremo muy radical y jamás tendríamos que compararlo con las madres que sí aman a sus hijos y se entregan cada día para darles lo mejor que pueden y saben.Debemos ser tolerantes con las demás madres que eligen una manera distinta de criar a sus hijos: mientras ni el bebé ni la madre salgan perjudicados y estén felices, ¿cuál es el problema? Por qué no eres una mala madre. No eres una mala madre si lo que en realidad encierran tus decisiones es el bienestar de ambos. Aunque es cierto los especialistas recomiendan seguir ciertas pautas para la crianza del bebé, la realidad es que es la madre la que de verdad pasa hora tras hora con su hijo, la que de verdad lo conoce y cuenta con información privilegiada para reconocer cuál es la mejor forma de criarlo.Se nos critica si damos el pecho durante demasiado tiempo, también si decidimos dar biberón. Se nos juzga si dormimos con nuestro bebé hasta cierta edad, también si lo pasamos a su habitación siendo tan pequeño. No está bien acostumbrar al niño a los brazos de su madre, pero tampoco dejarlo llorar en su cuna…¿Tan mal lo estamos haciendo todas?No, para nada. Lo estamos haciendo genial, de la mejor manera que sabemos, siempre que actuemos bajo los brazos del amor, que es lo que realmente capta el bebé y sabiendo qué es lo que mas le conviene.

 

Porque no todos los niños son iguales: algunos lo pasan fatal estando solos en su habitación, y otros en cambio no tienen ningún problema y pueden dormir plácidamente. Hay bebés que no engordan lo suficiente con el pecho y necesitan un aporte extra, otros en cambio crecen estupendamente y muy sanos gracias a la leche materna.¿De qué sirve pasar al niño a su habitación a los seis meses de forma radical si ambos lo vais a pasar fatal? ¿Por qué tienes que obligarte a darle el pecho si eso te genera ansiedad y se la transmites a tu pequeño? ¡Fuera de la maternidad las emociones negativas! Es una etapa para disfrutar, estar sosegados, tranquilos y felices y gracias a la ciencia y al sentido común existen alternativas para facilitarnos este proceso.No seas extremista, ni contigo misma ni con las demás. Ya lo decía Aristóteles, en el punto medio está la virtud ¡y qué razón tenía! Como madres, lo mejor que podemos hacer es ser moderadas en todas nuestras decisiones y todavía más moderadas a la hora de enjuiciar a otras madres. No se trata de leerse de pe a pa todos los libros de crianza y ponerlo en práctica porque se supone que es lo mejor y punto.Se trata de que también tengas en cuenta lo que te dice tu instinto, de que te sientas feliz en cada decisión que tomes y de que dejes a un lado el hábito de juzgarte con dureza. Lo más importante es que tanto tu bebé como tú estéis contentos y saludables a todos los niveles: físico y mental. Este será el mejor indicador de que lo estás haciendo bien.Que no se nos olvide nunca, que somos humanas, y que tenemos derecho a equivocarnos y a rectificar. No, tampoco nos convierte en malas madres el hecho de haber metido la pata alguna vez. Podemos empezar de nuevo y enmendar nuestros errores y no pasará nada.De hecho, para dar pautas y consejos ya existen profesionales a los que las madres pueden consultar, por lo que no es recomendable aventurarse a corregir a otra madre que actúa diferente a ti.No seas extremista, la moderación siempre es el mejor camino. No pierdas de vista lo más importante: de lo que de verdad el niño se va a beneficiar es de crecer junto a unos padres consecuentes y que le quieren.

 

Felicítate por lo buena madre que eres y no te machaques si a veces fallas. Criar y educar son procesos que, por muy especiales y trascendentes que sean, forman parte de la vida y atañen nuestra naturaleza humana. Así, tendremos que admitir el error como un elemento lógico y consecuente de los mismos. Nada más.

 

RespuestaCitar
Respondido : 22/05/2021 1:04 pm
Compartir:
91 166 50 47
Pide cita