Saltar al contenido
Avisos
Limpiar todo

DROGAS, INFIDELIDADES Y MENTIRAS

Irina_26
(@irina_26)
Respuestas: 1
Nuevo Miembro
Iniciador del tema
 

Hola a tod@s, les cuento mi historia con el que hace 2 semanas es mi ex pareja…Espero que puedan aconsejarme y resolverme las dudas ya que visto desde fuera las cosas se ven objetivamente.

Lo conocí una noche que salí a cenar con mi madre y unas amigas.

Mi madre ya lo conocía y por eso el se acercó.

La saludó y le preguntó quien era yo.

Se me presentó y al final de la noche me pidió el número de teléfono.

Yo ese día estaba bastante reacia porque de primeras me pareció un tanto prepotente.

Finalmente, le di mi número de teléfono y me fui.

Me agrego al Facebook y me habló por WhatsApp, pero yo era muy indiferente.

Después de esa vez, nunca volvimos a hablar.

4 meses después, el 4 de marzo concretamente, le mandé la solicitud al Instagram y comenzamos a hablar.

Desde ese momento tuvimos una muy buena conexión. Hablábamos a cada rato, era muy simpático, muy atento…

Unas semanas después, el 25 de ese mismo mes quedamos para tomar un café y todo fue muy bien. Estuvimos poco tiempo porque el debía irse a entrenar (es futbolista).

Hablamos y pasamos un rato muy a gusto y al despedirnos, nos dimos el primer beso.

Todo marchaba sobre ruedas.

Nos entendíamos a la perfección y teníamos una relación muy buena.

Seguimos viéndonos todos los días, antes de que fuera a entrenar y después.

El tiene una hija de 8 años y justo al día siguiente de quedar a tomarnos el primer café, me invitó a ir con el y con la niña a la playa.

Me la presentó y desde ese día, entablé una muy buena relación con ella.

El 31 era su cumpleaños y quise hacerle un detalle. Le compré un pastel con las velas y una camisa. No se lo esperaba y ¡le encantó!

El 6 de abril decidimos formalizar la relación y comenzar como pareja.

El 29 de mayo cogí una casa durante 3 noches. Iba a ser la primera vez que dormíamos juntos y fueron unos días increíbles.

Llenos de risas, buenos momentos y mucho amor.

El tiene un piso y en esa época, lo tenia arrendado pero les dijo a los inquilinos que se fueran para poder irnos a vivir nosotros.

El 24 de junio comenzamos con las reformas y ambos estábamos muy ilusionados.

Nos emocionaba mucho preparar el que sería nuestro hogar.

El 2 de julio empezamos a vivir juntos.

Adoptamos dos gatitas y todo marchaba sobre ruedas.

Éramos muy felices.

Pasamos un verano maravilloso en mi casa de la playa, junto con mi familia y su hija.

El siempre decía que fue el mejor verano que había pasado.

Un día me sorprendió cuando llegó, y me enseñó, que se había tatuado mi nombre y un corazón, en la cara externa de su muñeca.

No me lo esperaba y la verdad que me hizo mucha ilusión.

Pero todo cambió a partir del 4 de octubre.

Comenzamos a quedar con un amigo suyo y su pareja e hija.

Algo me decía que no los conociera y por eso estaba reacia a hacerlo.

Pero el insistió y accedí.

Un día fuimos a pasar el día a la playa.

Ellos y mi pareja y yo.

Ese día eran las fiestas del pueblo y querían ir a dar un paseo por la noche.

Decidieron quedarse a dormir en nuestra casa.

Su amigo le dijo a mi pareja, si lo acompañaba a su casa que estaba en el norte, a coger las cosas de su hija y su mujer.

Ella y yo nos fuimos a mi casa para comenzar a bañarnos en lo que ellos llegaban.

Yo pensaba que todo era normal.

Seguimos quedando con ellos muy a menudo.

Y empecé a notar diferente a mi pareja.

Tiempo después, una noche, llegue a mi casa e hice la cena. El ya estaba allí.

Eran las 23:30 y cuando nos íbamos a sentar a cenar, se le ocurrió salir a comprar un licor…

Yo me sorprendí, sobretodo por la hora. Aun así, accedí.

Cuando llegó estaba muy alterado, excitado, hablador…(el era reservado y tranquilo)

E hice algo de lo que no estoy orgullosa pero que creo, me ayudo a descubrir la verdad.

Le miré el móvil y encontré un mensaje a un chico que decía: "Disponible, conseguí librarme de mi novia un momento. Donde nos vemos"

Ahí empecé a atar cabos y me di cuenta que algo iba mal. Consumía drogas (cocaina).

Le pregunté y me lo negó. Estaba muy indignado conmigo por hacerle esa pregunta.

Me juro por su hermano (fallecido) que el no hacía eso.

No me quede tranquila y al día siguiente cuando se fue a entrenar, compre un test de drogas en la farmacia y cuando llego, le dije que se lo hiciera. Se enfadó mucho y me dijo que no podía creer que fuera capaz de pensar algo así de él.

Yo sabía que tenía razón, por lo que decidí hacer las maletas y marcharme.

El me veía hacerlo y seguía negandomelo.

A las 6h de haberme ido, me mandó un WhatsApp donde me reconocía todo.

Me dijo que era algo esporádico (cada 15 días), que se drogaba desde los 20 años pero que lo había dejado hasta que comenzamos a quedar con su amigo y que no me lo había dicho por miedo a mi rechazo.

Le pedí que no lo volviera a hacer si quería que volviera y me prometió que sería así. Confíe en el.

Aquí comenzó una pesadilla que duraría 7 meses.

Todo empeoró.

Comenzó a ir a entrenar (8:00 am) y no volver hasta el día siguiente (sin contestar llamadas, ni mensajes).

(Sus amigos del equipo, también consumen.)

Comenzamos a tener discusiones porque yo no entendía como hacía esas cosas, sabiendo el daño que me hacía a mi y a la relación.

Lloré mucho, muchísimo.

Me fui de la casa, muchas veces.

Al día siguiente, siempre volvía arrepentido, diciéndome que me amaba, que era la mujer de su vida y que era la última vez.

Nunca fue la última vez.

Todo siguió empeorando.

Me dejaba sola con su hija y se desaparecía.

Esto lo hacía 2/3 veces en semana.

Yo sufría mucho de ver la situación y no poder hacer nada.

Le propuse buscar ayuda profesional pero el me decía que no. Que el no tenia ningún problema, que podía dejarlo cuando quisiera. Que solo necesitaba mi apoyo…

Mentiras.

Un día volví a revisar su móvil y encontré un vídeo suyo, había consumido y estaba manteniendo relaciones sexuales con una mujer de alrededor de 60 años. (El tiene 36).

Ni entendía nada.

Me puse muy triste. Eso me dolió muchísimo y me hizo mucho daño.

Pero aún así, me callé y seguí junto a él como si nada, sin decirle nada.

El siguió consumiendo y desapareciéndose cada vez que quería y buscando por internet compañía para pasar el rato.

Pero cada vez le importaba menos.

Me pedía disculpas y me decía que me amaba, pero le molestaba que le reprochara lo que hacía.

Estaba a la defensiva siempre, de mal carácter.

Su papá enfermó y estuvo un mes ingresado en el hospital hasta que falleció.

En ese tiempo ni siquiera dormíamos juntos porque el se quedaba en el hospital y yo con mi padres para no estar sola.

Aun estando su padre ingresado, a la espera de su fallecimiento, siguió desapareciéndose a hacer de las suyas.

Cuando murió, decidimos que se quedara unos días con su madre porque estaba sola.

Menos nos veíamos.

En muchas ocasiones le propuse terminar la relación y no quería. Me decía que me amaba pero que estaba pasando por una situación difícil y que no me merecía.

Quedábamos por las tardes pero hubo un día que prefirió ir a un partido que verme a mi.

Ese día también terminó consumiendo.

Me dijo que no fuera al piso porque iba a estar con sus amigos.

Ahí tome la decisión de acabar con la relación.

No podía más.

Al día siguiente me mando un mensaje diciendo que me amaba, que era la mujer de su vida, pero que me estaba haciendo mucho daño y que no me merecía.

Lo leí cuando salí de trabajar. Tome rumbo al piso donde había vivido con el a recoger mis cosas y mi sorpresa fue cuando llegué y me encontré maletas con ropa de mujer, ropa interior en la cama y un jersey suyo…

Le mande fotos de todo y esta vez si le recriminé su infidelidad.

Me respondió como si yo estuviera loca, diciéndome que era la pareja de un amigo y que les había arrendado el piso.

No quería saber nada más de él.

Su posición fue la de víctima.

Me decía que yo lo dejaba porque tenía más pretendientes. Que no me preocupara por el, que ya se buscaría la vida el solo. Que hiciera mi vida y que buscara quien me hiciera feliz.

A mi sus palabras solo me hacían sentir peor.

Yo a pesar de todo lo amaba y lo sigo amando.

Deje de hablarle y fue el quien me buscó para preguntarme que tal estaba, al final volvimos a echarnos todo en cara.

Un día le propuse tomar un café para terminar en buenos términos y al principio me dijo que si, pero media hora después me cancelo con la excusa de que tenía a la niña (mentira).

Le respondí que no pasaba nada.

Al día siguiente me desperté a las 7:00 am para ir a trabajar y cuando mire los estados del WhatsApp vi que había puesto uno hacia 2h (5 am)

Era un número de teléfono.

Me pareció muy raro asique lo guarde y lo busque en internet.

Era una prostituta.

Le hablé para decirle que no me buscara ni me hablara más y menos para echarme cosas en cara, cuando el hace ese tipo de cosas. Y enseguida se dio cuenta de que había puesto el número donde no era, y lo borro.

No me respondió y me bloqueó.

Me seguía teniendo en las redes sociales y me miraba todas las historias muy rápido.

Al día siguiente por la noche pase por el piso de casualidad y allí estaba con un amigo consumiendo.

Le recrimine, aunque no debía hacerlo pero no pude contener la rabia.

Me desbloqueo al día siguiente y me dijo que me ahorrara esos espectáculos. Le respondí que si, que ni siquiera algo así se merecía.

No volvimos a hablar.

El fin de semana, salí con mis amigas de fiesta y subí una foto.

Me respondió que yo tampoco perdía el tiempo, que muy mal no estaba. Que ya tenia bastantes más pretendientes.

Que me deseaba todo lo mejor, que fuera feliz y que me agradecía que todo lo que había hecho por el y que recordaría los buenos momentos.

Me dio mucho coraje que me dijera eso después de lo mal que sabe que lo he pasado y le respondí que siguiera teniendo relaciones sexuales con todas las que encontrará y que me dejara en paz.

No me respondió.

Me elimino de instagram y facebook.

Yo cuando me di cuenta, también le devolví el unfollow.

En WhatsApp me sigue teniendo.

Después de eso no volvimos a hablar.

Todo ocurrió el sábado 19.

Hasta el 29 de marzo.

Me sometí a una intervención quirúrgica y mi madre el 28 le habló para decírselo. También le dijo que yo lo quería mucho pero que había hecho cosas muy graves. Que lo pase muy mal por el y que lo seguía pasando.
El me habló para darme ánimos para la operación y termino el mensaje con un "GRACIAS POR TODO" "pienso mucho en ti". Yo le respondí distante.

Al día siguiente (miércoles), me volvió a preguntar como seguía, le respondí distante.

El jueves fue su cumpleaños. Yo no pensaba felicitarlo pero lo hice porque el me habló por la operación.

Simplemente le dije "felicidades, que disfrutes de tu día". Me respondió con un audio dándome las gracias y diciéndome que esperaba que estuviera mejor de la operación.

Le respondí que si, que ya estaba en casa y no me volvió a responder.

No hemos vuelto a hablar más.

Tengo la llave de repuesto de su coche, su secador y su carnet del club donde juega al fútbol. El lo sabe y no me las ha pedido 

Después de todo sigo queriéndolo, pero no soy capaz de volver a tener una relación con el de esta manera. No entiendo como cambio todo de un momento para otro.
Compro unas alianzas con nuestros nombres grabados (sus amigos decían que el jamas había hecho algo así con ninguna de sus parejas). Quería tener más hijos conmigo, en alguna ocasión me pidió que dejara de cuidarme (el no quería volver a ser papá después de su hija). Quería que nos casáramos, incluso le dijo a una amiga que para el es como una hermana, que quería que fuese la madrina. 
Siempre me dijo (incluso cuando lo dejé) que pasara lo que pasase, siempre iba a decir que yo era la mujer de su vida y que nunca había amado ni amara a nadie como a mi.


Los primeros 4 meses fueron increíbles y después un infierno.

El 6 de abril hacíamos 1 año..

Me encantaría que el cambiara realmente y pudiéramos volver a tener la relación del principio pero creo que está acostumbrado a que yo siempre esté para el y lo perdone y por eso le da igual todo.

Ojalá puedan ayudarme y aconsejarme que hacer porque estoy muy perdida.

Creen que volverá a buscarme? Que realmente me amaba y todo esto es producto de las drogas? 
Debería buscarlo y hablar las cosas con el? 
AYUDA 🙏🏽

 
Respondido : 03/04/2022 11:31 pm
JacoboFe
(@jacobofe)
Respuestas: 2334
Noble Miembro
 
Respondido por: @irina_26

Hola a tod@s, les cuento mi historia con el que hace 2 semanas es mi ex pareja…Espero que puedan aconsejarme y resolverme las dudas ya que visto desde fuera las cosas se ven objetivamente.

Lo conocí una noche que salí a cenar con mi madre y unas amigas.

Mi madre ya lo conocía y por eso el se acercó.

La saludó y le preguntó quien era yo.

Se me presentó y al final de la noche me pidió el número de teléfono.

Yo ese día estaba bastante reacia porque de primeras me pareció un tanto prepotente.

Finalmente, le di mi número de teléfono y me fui.

Me agrego al Facebook y me habló por WhatsApp, pero yo era muy indiferente.

Después de esa vez, nunca volvimos a hablar.

4 meses después, el 4 de marzo concretamente, le mandé la solicitud al Instagram y comenzamos a hablar.

Desde ese momento tuvimos una muy buena conexión. Hablábamos a cada rato, era muy simpático, muy atento…

Unas semanas después, el 25 de ese mismo mes quedamos para tomar un café y todo fue muy bien. Estuvimos poco tiempo porque el debía irse a entrenar (es futbolista).

Hablamos y pasamos un rato muy a gusto y al despedirnos, nos dimos el primer beso.

Todo marchaba sobre ruedas.

Nos entendíamos a la perfección y teníamos una relación muy buena.

Seguimos viéndonos todos los días, antes de que fuera a entrenar y después.

El tiene una hija de 8 años y justo al día siguiente de quedar a tomarnos el primer café, me invitó a ir con el y con la niña a la playa.

Me la presentó y desde ese día, entablé una muy buena relación con ella.

El 31 era su cumpleaños y quise hacerle un detalle. Le compré un pastel con las velas y una camisa. No se lo esperaba y ¡le encantó!

El 6 de abril decidimos formalizar la relación y comenzar como pareja.

El 29 de mayo cogí una casa durante 3 noches. Iba a ser la primera vez que dormíamos juntos y fueron unos días increíbles.

Llenos de risas, buenos momentos y mucho amor.

El tiene un piso y en esa época, lo tenia arrendado pero les dijo a los inquilinos que se fueran para poder irnos a vivir nosotros.

El 24 de junio comenzamos con las reformas y ambos estábamos muy ilusionados.

Nos emocionaba mucho preparar el que sería nuestro hogar.

El 2 de julio empezamos a vivir juntos.

Adoptamos dos gatitas y todo marchaba sobre ruedas.

Éramos muy felices.

Pasamos un verano maravilloso en mi casa de la playa, junto con mi familia y su hija.

El siempre decía que fue el mejor verano que había pasado.

Un día me sorprendió cuando llegó, y me enseñó, que se había tatuado mi nombre y un corazón, en la cara externa de su muñeca.

No me lo esperaba y la verdad que me hizo mucha ilusión.

Pero todo cambió a partir del 4 de octubre.

Comenzamos a quedar con un amigo suyo y su pareja e hija.

Algo me decía que no los conociera y por eso estaba reacia a hacerlo.

Pero el insistió y accedí.

Un día fuimos a pasar el día a la playa.

Ellos y mi pareja y yo.

Ese día eran las fiestas del pueblo y querían ir a dar un paseo por la noche.

Decidieron quedarse a dormir en nuestra casa.

Su amigo le dijo a mi pareja, si lo acompañaba a su casa que estaba en el norte, a coger las cosas de su hija y su mujer.

Ella y yo nos fuimos a mi casa para comenzar a bañarnos en lo que ellos llegaban.

Yo pensaba que todo era normal.

Seguimos quedando con ellos muy a menudo.

Y empecé a notar diferente a mi pareja.

Tiempo después, una noche, llegue a mi casa e hice la cena. El ya estaba allí.

Eran las 23:30 y cuando nos íbamos a sentar a cenar, se le ocurrió salir a comprar un licor…

Yo me sorprendí, sobretodo por la hora. Aun así, accedí.

Cuando llegó estaba muy alterado, excitado, hablador…(el era reservado y tranquilo)

E hice algo de lo que no estoy orgullosa pero que creo, me ayudo a descubrir la verdad.

Le miré el móvil y encontré un mensaje a un chico que decía: "Disponible, conseguí librarme de mi novia un momento. Donde nos vemos"

Ahí empecé a atar cabos y me di cuenta que algo iba mal. Consumía drogas (cocaina).

Le pregunté y me lo negó. Estaba muy indignado conmigo por hacerle esa pregunta.

Me juro por su hermano (fallecido) que el no hacía eso.

No me quede tranquila y al día siguiente cuando se fue a entrenar, compre un test de drogas en la farmacia y cuando llego, le dije que se lo hiciera. Se enfadó mucho y me dijo que no podía creer que fuera capaz de pensar algo así de él.

Yo sabía que tenía razón, por lo que decidí hacer las maletas y marcharme.

El me veía hacerlo y seguía negandomelo.

A las 6h de haberme ido, me mandó un WhatsApp donde me reconocía todo.

Me dijo que era algo esporádico (cada 15 días), que se drogaba desde los 20 años pero que lo había dejado hasta que comenzamos a quedar con su amigo y que no me lo había dicho por miedo a mi rechazo.

Le pedí que no lo volviera a hacer si quería que volviera y me prometió que sería así. Confíe en el.

Aquí comenzó una pesadilla que duraría 7 meses.

Todo empeoró.

Comenzó a ir a entrenar (8:00 am) y no volver hasta el día siguiente (sin contestar llamadas, ni mensajes).

(Sus amigos del equipo, también consumen.)

Comenzamos a tener discusiones porque yo no entendía como hacía esas cosas, sabiendo el daño que me hacía a mi y a la relación.

Lloré mucho, muchísimo.

Me fui de la casa, muchas veces.

Al día siguiente, siempre volvía arrepentido, diciéndome que me amaba, que era la mujer de su vida y que era la última vez.

Nunca fue la última vez.

Todo siguió empeorando.

Me dejaba sola con su hija y se desaparecía.

Esto lo hacía 2/3 veces en semana.

Yo sufría mucho de ver la situación y no poder hacer nada.

Le propuse buscar ayuda profesional pero el me decía que no. Que el no tenia ningún problema, que podía dejarlo cuando quisiera. Que solo necesitaba mi apoyo…

Mentiras.

Un día volví a revisar su móvil y encontré un vídeo suyo, había consumido y estaba manteniendo relaciones sexuales con una mujer de alrededor de 60 años. (El tiene 36).

Ni entendía nada.

Me puse muy triste. Eso me dolió muchísimo y me hizo mucho daño.

Pero aún así, me callé y seguí junto a él como si nada, sin decirle nada.

El siguió consumiendo y desapareciéndose cada vez que quería y buscando por internet compañía para pasar el rato.

Pero cada vez le importaba menos.

Me pedía disculpas y me decía que me amaba, pero le molestaba que le reprochara lo que hacía.

Estaba a la defensiva siempre, de mal carácter.

Su papá enfermó y estuvo un mes ingresado en el hospital hasta que falleció.

En ese tiempo ni siquiera dormíamos juntos porque el se quedaba en el hospital y yo con mi padres para no estar sola.

Aun estando su padre ingresado, a la espera de su fallecimiento, siguió desapareciéndose a hacer de las suyas.

Cuando murió, decidimos que se quedara unos días con su madre porque estaba sola.

Menos nos veíamos.

En muchas ocasiones le propuse terminar la relación y no quería. Me decía que me amaba pero que estaba pasando por una situación difícil y que no me merecía.

Quedábamos por las tardes pero hubo un día que prefirió ir a un partido que verme a mi.

Ese día también terminó consumiendo.

Me dijo que no fuera al piso porque iba a estar con sus amigos.

Ahí tome la decisión de acabar con la relación.

No podía más.

Al día siguiente me mando un mensaje diciendo que me amaba, que era la mujer de su vida, pero que me estaba haciendo mucho daño y que no me merecía.

Lo leí cuando salí de trabajar. Tome rumbo al piso donde había vivido con el a recoger mis cosas y mi sorpresa fue cuando llegué y me encontré maletas con ropa de mujer, ropa interior en la cama y un jersey suyo…

Le mande fotos de todo y esta vez si le recriminé su infidelidad.

Me respondió como si yo estuviera loca, diciéndome que era la pareja de un amigo y que les había arrendado el piso.

No quería saber nada más de él.

Su posición fue la de víctima.

Me decía que yo lo dejaba porque tenía más pretendientes. Que no me preocupara por el, que ya se buscaría la vida el solo. Que hiciera mi vida y que buscara quien me hiciera feliz.

A mi sus palabras solo me hacían sentir peor.

Yo a pesar de todo lo amaba y lo sigo amando.

Deje de hablarle y fue el quien me buscó para preguntarme que tal estaba, al final volvimos a echarnos todo en cara.

Un día le propuse tomar un café para terminar en buenos términos y al principio me dijo que si, pero media hora después me cancelo con la excusa de que tenía a la niña (mentira).

Le respondí que no pasaba nada.

Al día siguiente me desperté a las 7:00 am para ir a trabajar y cuando mire los estados del WhatsApp vi que había puesto uno hacia 2h (5 am)

Era un número de teléfono.

Me pareció muy raro asique lo guarde y lo busque en internet.

Era una prostituta.

Le hablé para decirle que no me buscara ni me hablara más y menos para echarme cosas en cara, cuando el hace ese tipo de cosas. Y enseguida se dio cuenta de que había puesto el número donde no era, y lo borro.

No me respondió y me bloqueó.

Me seguía teniendo en las redes sociales y me miraba todas las historias muy rápido.

Al día siguiente por la noche pase por el piso de casualidad y allí estaba con un amigo consumiendo.

Le recrimine, aunque no debía hacerlo pero no pude contener la rabia.

Me desbloqueo al día siguiente y me dijo que me ahorrara esos espectáculos. Le respondí que si, que ni siquiera algo así se merecía.

No volvimos a hablar.

El fin de semana, salí con mis amigas de fiesta y subí una foto.

Me respondió que yo tampoco perdía el tiempo, que muy mal no estaba. Que ya tenia bastantes más pretendientes.

Que me deseaba todo lo mejor, que fuera feliz y que me agradecía que todo lo que había hecho por el y que recordaría los buenos momentos.

Me dio mucho coraje que me dijera eso después de lo mal que sabe que lo he pasado y le respondí que siguiera teniendo relaciones sexuales con todas las que encontrará y que me dejara en paz.

No me respondió.

Me elimino de instagram y facebook.

Yo cuando me di cuenta, también le devolví el unfollow.

En WhatsApp me sigue teniendo.

Después de eso no volvimos a hablar.

Todo ocurrió el sábado 19.

Hasta el 29 de marzo.

Me sometí a una intervención quirúrgica y mi madre el 28 le habló para decírselo. También le dijo que yo lo quería mucho pero que había hecho cosas muy graves. Que lo pase muy mal por el y que lo seguía pasando.
El me habló para darme ánimos para la operación y termino el mensaje con un "GRACIAS POR TODO" "pienso mucho en ti". Yo le respondí distante.

Al día siguiente (miércoles), me volvió a preguntar como seguía, le respondí distante.

El jueves fue su cumpleaños. Yo no pensaba felicitarlo pero lo hice porque el me habló por la operación.

Simplemente le dije "felicidades, que disfrutes de tu día". Me respondió con un audio dándome las gracias y diciéndome que esperaba que estuviera mejor de la operación.

Le respondí que si, que ya estaba en casa y no me volvió a responder.

No hemos vuelto a hablar más.

Tengo la llave de repuesto de su coche, su secador y su carnet del club donde juega al fútbol. El lo sabe y no me las ha pedido 

Después de todo sigo queriéndolo, pero no soy capaz de volver a tener una relación con el de esta manera. No entiendo como cambio todo de un momento para otro.
Compro unas alianzas con nuestros nombres grabados (sus amigos decían que el jamas había hecho algo así con ninguna de sus parejas). Quería tener más hijos conmigo, en alguna ocasión me pidió que dejara de cuidarme (el no quería volver a ser papá después de su hija). Quería que nos casáramos, incluso le dijo a una amiga que para el es como una hermana, que quería que fuese la madrina. 
Siempre me dijo (incluso cuando lo dejé) que pasara lo que pasase, siempre iba a decir que yo era la mujer de su vida y que nunca había amado ni amara a nadie como a mi.


Los primeros 4 meses fueron increíbles y después un infierno.

El 6 de abril hacíamos 1 año..

Me encantaría que el cambiara realmente y pudiéramos volver a tener la relación del principio pero creo que está acostumbrado a que yo siempre esté para el y lo perdone y por eso le da igual todo.

Ojalá puedan ayudarme y aconsejarme que hacer porque estoy muy perdida.

Creen que volverá a buscarme? Que realmente me amaba y todo esto es producto de las drogas? 
Debería buscarlo y hablar las cosas con el? 
AYUDA 🙏🏽

El relato está muy bien escrito.

Parece la crónica de una muerte anunciada de la relación.

En realidad todo está en nuestras mentes.

Y son nuestros patrones educacionales. Te recomiendo la novela "el viaje de novios" de Emilia Pardo Bazán.

A voz de pronto la no aceptación de que se droga "parece" que va complicando la relación. Hay una parte que se desprende de tu relato. Y es que a partir de tu "descubrimiento" dejas de ser su pareja . Esa es mi impresión.

Debes ser consecuente con tus decisiones. Tu frase final busca el reencuentro. Otras frases propician la ruptura.

No hay comportamientos ideales. Somos personas de defecto.

Tal como pintas las cosas yo buscaría ayuda individual para tu zozobra actual. Debes tener tu actitud clara. NO LA TIENES. Debes serenarte. Trata de dulcificar o relativizar las cosas.

Dentro del problema existente hay que vivirlo objetivamente. Y la palabra OBJETIVA es un mundo de relatividad. Van con tu educación y tus modos.

Serena la situación ante tu madre, pero sin claudicar ahora como si fueras tú la culpable. Las palabras lanzadas no vuelven. Plantéate seriamente si eres capaz de mantener una relación con un drogadicto "esporádico". No te pronuncies hasta que estés bien madura. El tratamiento te ayudará. Me refiero a tratamiento presencial con un buen psicólogo.

Los lectores , en tu espléndido relato, no sabemos ni con qué se droga.

Y como agravantes que no parecen darse : malos tratos físicos como practica en ocasiones un alcohólico, malos tratos psíquicos como puede practicar cualquiera, y un largo etc de agravantes que no se relatan.

En otras palabras. Hay un tinte de derrota, de inexorable desenlace en tu actitud. A partir del momento del descubrimiento de que se droga inicias una cruzada y una expedición de rechazo y castigo. Tus patrones educacionales no te permiten mostrar ciertas actitudes. Eres presa de la "fatalidad" y de tus condicionantes educacionales. O los aceptas o los cambias. De ti depende. Estás entre dos tendencias. La de quererlo y la de dejarlo.

Por otra parte el oficio de tu novio : futbolista. Requiere tener espíritu deportista y practicar el deporte. Es como fumar por las noches y entrenar por la mañana. O si se droga con cogollos de marihuana, o fuma algo. Es que no lo sabemos. No lo sabes o al menos no lo relatas. Pones el grito en Sebastopol porque alguien te contó que drogarse es algo muy malo.

La droga invade nuestro mundo : tabaco, alcohol, y resto de drogas.

RELATIVIZA y serénate. Y no insistas con tu novio. Déjale un tiempo de reflexión para ti y para él. Pero sin enconos ni aproximaciones indebidas.

Este es mi criterio, pero el que importa es el tuyo.

 

 

VIDEOS SELECTOS AUTOAYUDA
Viaje por tu mente y cuerpo en Somos Psicólogos (SP) - Cine en SP - Chistes en SP
Música en SP - Artefactos y potingues de Jacobo Fe en SP - Software Autoayuda en SP
HABILIDADES SOCIALES Necesito Ayuda Lecturas recomendadas en SP
Cuida tu Autoestima en SP RelacionARTE
DecidARTE o DecidIRTE

Visita los enlaces de más arriba para disfrutar de tu vida intensamente. El placer es cosa tuya.

 
Respondido : 04/04/2022 8:58 am
Vega Marcos
(@vega)
Respuestas: 2746
Afamado Miembro
 

@irina_26 hola Irina.

Bienvenida al foro.

Muchas gracias por contarnos tu caso.

Estos últimos meses han debido ser muy duros para ti.

Entiendo que le sigues queriendo y que te gustaría que la relación fuese de nuevo como era antes. Sin embargo, ahora mismo debes pensar en protegerte a ti misma y en cuidarte. Estar con él ahora mismo te seguirá haciendo daño y te perjudicará.

Es difícil pero lo más sano para ti ahora mismo es estar alejada de él. Él necesita ayuda y hasta que no la pida, es muy probable que su comportamiento no cambie.

Es probable que él te siga buscando, pero esto no significa que haya cambiado o que te vaya a tratar de otra manera.

Debes centrarte en buscar tu propio bienestar y protegerte de aquello que te haga daño.

Un fuerte abrazo.

 

Vega Marcos. Psicóloga de Somos Psicología y Formación.

 

 
Respondido : 04/04/2022 10:47 am
Compartir: