1. Negación: “Esto no me puede estar pasando a mí”, “es como una pesadilla”, “dime que no es verdad, no es posible”.  Esta es la primera etapa y es el principio de todo. En esta fase te negarás a aceptar que ha terminado la relación, te costará creer que se ha producido la ruptura, sentirás tristeza y probablemente llores.
  2. Ira: “¿Cómo ha podido hacerme esto a mi? ¡Le odio con todas mis fuerzas!” Una vez asimilada la situación, del dolor pasamos al odio. Ira que nace por pensar que te han tratado de forma injusta y/o que te han traicionado. En esta fase suele haber una tristeza profunda y puede haber agresividad y ansiedad.
  3. Negociación: Tercera etapa en la que intentamos buscar soluciones y forzar acuerdos para que la situación cambie. En este punto es habitual actuar de manera mucho más impulsiva enviando mensajes, haciendo llamadas, forzando encuentros sorpresa… que no suelen lograr el objetivo deseado. 
  4. Depresión: En esta fase comenzarás a entender por fin todo lo ocurrido, comprenderás que la relación de verdad ha terminado y que no vais a volver a estar juntos. En este punto puedes sentirte muy triste, desganado y desesperanzado. Aquí es totalmente normal dejar de comer, dormir mal y no tener ganas de salir.
  5. Aceptación: Última etapa. En esta fase aceptas que terminaste con tu pareja, vas recuperando tus fuerzas y no tienes tantos pensamientos negativos. Los recuerdos de tu pareja (fotografías, regalos…) ya no te causan tanto sufrimiento como lo hacían antes y empiezas a volver a hablar con normalidad de tu ex y de tu relación pasada.

Si no se posee una buena autoestima de base, podemos caer en conductas autodestructivas o en relaciones tóxicas. Implicandonos demasiado con otra persona cuando quizás no sea lo más adecuado en ese momento.

Esther Sevilla

9 Hábitos para Superar una Ruptura de pareja

Después de ver las diferentes etapas del duelo, aquí te dejamos los pasos y tips más importantes para afrontar, aceptar y sobrellevar una ruptura sentimental desde el punto de vista de la psicología:

Trabaja tu autoestima

Una vez más, la autoestima florece y es fundamental trabajarla para sentirte querido, valioso y valorarte como debes. Descubre como potenciar tu autoestima.

Aprende a disfrutar de tu propia compañía, a estar bien contigo mismo y a QUERERTE porque si te gustas, también gustarás 😉

Acéptate tal y como eres, con lo bueno y lo menos bueno que tengas, esa es tu verdadera identidad y lo que te hace únic@.

Te Regalamos una Clase

Descubre nuestro Curso de Autoestima y Confianza

Apúntate y descubre técnicas para mejorar la autoestima mediante las fortalezas.

Recibir Regalo

Acepta la situación, bienvenido el cambio

Lo primero, primerísimo de todo es aceptar la nueva situación. Negarnos a creer y aceptar lo que ha ocurrido no sirve de nada, solo alargará el proceso, será aún más complicado si tenías una dependencia emocional muy fuerte con esa persona.

Por supuesto que no se trata de negar ni evitar el dolor, no, consiste en aceptarlo y abrazarlo, pero sin quedarnos ahí.

No te cortes, si te apetece llorar, llora

Es importante que si tienes ganas de llorar, lo hagas. No te de vergüenza. Reprimir emociones nunca es bueno, déjalas fluir. Si estás triste, debes sentirlo y desahogarte incluso aunque estés en público, llorar y sentir es de humanos.

Adiós al victimismo

Uno de los errores fundamentales y nada aconsejable que aparece cuando llega la separación es adoptar el papel de víctima. Y aunque seguramente ya lo habrás escuchado un montón de veces, aquí te lo recordamos una vez más, compadecerte de ti mismo es cavar tu propia tumba. Niégate a ser víctima.

Intenta entender que no eres la única persona que ha vivido lo que tú estás viviendo ahora, ni tampoco eres muy diferente del resto de personas que han superado una separación de pareja. Si ellos han podido, tú también.

En nuestro post acerca de la resiliencia hablamos de cómo ante las adversidades más duras de la vida, hay una fuerza innata que puede conseguir aniquilar tu victimismo y ayudarte a aprender y a sacar lo bueno de la separación. Ponlo en práctica.

Mantén y aumenta tu círculo social, oblígate a salir

Relacionarte te va a beneficiar, y es que los amigos, los compañeros de trabajo, tu familia y toda persona con la que te sientas bien, a gusto y cómod@ va a ejercer una influencia muy positiva sobre ti.

Es cierto que al inicio del duelo siempre preferimos pasar más tiempo a solas para favorecer el desahogo emocional, pero es muy importante que estos momentos de soledad no te aíslen en exceso. Lo peor que puedes hacer después de una ruptura es no hacer nada, encerrarte y/o aislarte.

Aunque no te apetezca al principio, esfuérzate por hacer planes, por salir, por quedar, lucha contra la pereza y ya verás que poco a poco te irá costando cada vez menos.  

Sal ahí fuera, recupera tu vida social, abre las puertas a nuevas posibilidades.

No pares, sigue, sigue

Hay que evitar la inactividad y no hacer “nada”. La inactividad te bloquea y te atrapa en los pensamientos negativos y nada óptimos en una situación de ruptura.

No te puedes permitir el lujo de parar, y es que tras una ruptura, llega un momento de cambio que es idóneo para darte la oportunidad de iniciar nuevos proyectos y de establecer nuevas metas y objetivos. Ponte a ello.

Mira hacia adelante y aprende

Deja de hacer como los cangrejos, no busques en tu pasado, ni mires hacia atrás. Deja de pensar en lo que pasó o en lo que pudo haber sido. Lo que te va a beneficiar es ir mirar hacia delante, es hora de comenzar a pensar en lo bueno que está aún por llegar.

Aquí me remito a la cita del inicio y es que el pasado es sólo eso, pasado, no lo podemos cambiar ni modificar, pero si nos sirve para aprender e intentar mejorar los posibles errores cometidos.

Y es que, según Walter Riso, psicólogo y escritor de numerosas publicaciones, con la ruptura sentimental aprendemos qué es lo que no queremos o no vamos a tolerar en futuras relaciones. Tener claro lo que no se va a negociar, ni soportar, ni sacrificar en el futuro es un gran avance para que una posterior relación de pareja sea exitosa.

Busca el lado positivo

Cuando algo ocurre, sea o no esperado, tenemos que intentar ver el lado positivo, esto nos ayudará a mejorar como personas y a no repetir los mismos errores.

3 pasos para incrementar
tu bienestar

 

Descubre una guía con ejercicios prácticos para que aprendas a disfrutar más.

Descargar Ejercicios